Mohamed VI inicia su gira africana en Senegal

Ouissal el Hajoui

El Rey de Marruecos, Mohamed VI, está en Dakar durante su visita de cuatro días a Senegal, primera etapa de una gira a tres países de África subsahariana.

África es importante para Marruecos en materia económica, social, y sobre todo, política. Son muchas las empresas marroquíes instaladas en diversos países africanos, en donde consiguen no sólo una mano de obra más barata, también ampliar mercado en el que comercializar sus productos. Son muchas las universidades marroquíes que acogen a muchos universitarios africanos. Y son numerosos los países africanos que están aliándose con países del Magreb, entre ellos Marruecos para luchar contra un enemigo común, el terrorismo. Antes de la cena en su honor, Mohamed VI ha destacado las relaciones marroquí-senegalesas, “la amplia convergencia en los puntos de vista con relación a las principales cuestiones internacionales, particularmente africanas, así como a los desafíos y riesgos crecientes en el espacio estratégico común, abierto sobre el Atlántico y vecino del Sahel”.
Fortalecer estas relaciones económicas, solidificar las relaciones sociales e impulsar un marco de actuación común en política es el objetivo por el que Mohamed VI ha iniciado su gira africana, en la que además de visitar Senegal, se va a desplazar hasta Costa de Marfil y Gabón. Durante su visita a Senegal, Mohamed VI ha firmado con el presidente senegalés Macky Sall un acuerdo de transporte internacional de viajeros y mercancías entre ambos países. Asimismo, tienen previsto inaugurar la clínica oftalmológica Mohamed VI, además de una unidad de producción de medicamentos, ambos financiados por Marruecos. El presidente de la República de Senegal considera que “la armonía de nuestra asociación se traduce por una cooperación fecunda, que cubre una decena de sectores y está sellada en 66 acuerdos”.

El Sáhara, clave en las relaciones bilaterales

Para Marruecos es muy importante la opinión en torno al conflicto del Sáhara que tiene un tercer país al respecto para mantener con el mismo unas sanas y fructíferas relaciones bilaterales. Y aunque Marruecos ya no pertenece a la Unión Africana desde 1984, cuando entró en la misma la República Árabe Saharaui Democrática, con Senegal comparte las ideas al respecto. “La posición de Senegal sobre la cuestión del Sáhara es una posición permanente e inmutable. La solución a esta cuestión es la propuesta por Marruecos”, confirmó Macky Sall.