India castiga a los violadores

Ahmed Chabi :

Mujeres indias protestan en repudio a la violación y asesinato de una joven de 23 años de edad el pasado mes de diciembre.

Las protestas sociales en las calles de varias ciudades indias han llegado hasta el Parlamento. En las múltiples manifestaciones, que se han dado desde que en diciembre seis hombres violaran brutalmente (hasta causarle la muerte) a una joven universitaria, las peticiones han sido unánimes: cadena perpetúa para los violadores y pena de muerte para quien cause una muerte. La nueva ley, aún en trámite, pretende elevar la pena mínima de siete a 20 años de cárcel, y la pena máxima a cadena perpetua.
Y pese a que se prevé la condena a muerte en caso de que muera la víctima de la violación o quede en estado vegetativo tras la misma, el proyecto de ley no contempla castigar las violaciones en el seno del matrimonio. En cuanto a la edad de consentimiento sexual, el Gobierno ha decidido establecerla a los 18 años, frente a los 16. El partido opositor, Bharatiya Janata, considera que mantener relaciones a los 16 años daría lugar a relaciones sexuales fuera del matrimonio. Mientras que la Organización de las Naciones Unidas afirma que el 47% de las mujeres indias contraen matrimonios siendo menores de edad, en la India la edad legal para contraer matrimonio es a los 18 años.

Más violaciones desde diciembre

La violación de la universitaria india en un autobús delante de su acompañante ha conmocionado a los hindúes. Desde entonces son muchos los casos de violaciones que han salido a la luz. Los últimos, la violación de una suiza y una británica.
El pasado viernes, una pareja suiza que acampaba cerca del pueblo de Jahdía fue atacada por seis hombres, quienes golpearon al marido de la víctima y violaron en reiteradas ocasiones a la mujer. Según recoge la agencia de noticias Efe, fuentes diplomáticas suizas han declarado que desde el punto de vista físico, tanto el hombre como la mujer, están relativamente bien, aunque temen por su estado psicológico después del trauma sufrido. La policía India ha detenido a unas 20 personas el domingo, de las cuales han pasado a disposición judicial seis de los mismos, por llevar consigo los ordenadores, el dinero y la documentación de las víctimas.
Una británica, que se encontraba de viaja en India, se encuentra hospitalizada después de lanzarse por una ventana para intentar huir de una violación. Jessica, de 25 años, se encontraba hospedada en un hotel de la ciudad de Agra, conocida por el Taj Mahal. De madrugada, el hijo del dueño del establecimiento entró a su habitación e intentó abusar de ella. La joven sin más escapatoria saltó por la ventana de su habitación. La turista se encuentra hospitalizada y ya ha interpuesto una denuncia contra el agresor.