Dos bombas en una semana en Marruecos

Ouissal el Hajoui :

Las estaciones de tren de Kenitra y Salé (Marruecos) han sido escenarios en la última semana de dos intentos de actos terroristas, que se quedaron en un susto con un herido y varios desmayos.

Después de la detención de varias personas sospechosas de participar en un acto terrorista, el pasado miércoles los empleados de la estación de tren de Salé se encontraron con una bolsa que parecía contener munición. Y así lo ha confirmado, posteriormente, la policía judicial y científica. Después de la policía científica, el artefacto pasó a manos de la Dirección General de Seguridad Nacional. Finalmente, la policía ha detenido a un sospechoso libio, quien se encontraba hospedado en un hotel de la capital marroquí.
El lunes estalló una bomba en los raíles de la ciudad de Kenitra. El tren que circulaba en esos momentos tuvo que pararse y una banda de ladrones intentó asaltar el tren, cuyas puertas quedaron bloqueadas. Al no poder entrar, la banda de ladrones comenzó a lanzar piedras contra los cristales. Según, quienes contaron el suceso al diario marroquí Al Masae, acabaron huyendo. El accidente causó un herido y varios desmayos entre los viajeros. La policía técnicas acudió a la estación y después de tomar pruebas del explosivo, aseguró que pertenece a la Oficina Nacional de Ferrocarriles y que se utiliza para avisar a los trenes en casos de peligro.