Justicia paraliza recortes en Portugal

Clara García :

Crece la presión del mercado sobre Portugal tras el fallo del Tribunal Constitucional, que anuló las cuatro medidas de austeridad en los Presupuestos de 2013.

El Tribunal Constitucional ha paralizado las medidas de austeridad que pretendía llevar a cabo el Gobierno portugués. La Justicia no ha aceptado la supresión de la paga extra de los funcionarios y pensionistas, los recortes en el subsidio por desempleo y enfermedad. Una decisión que no ha gustado al Gobierno luso, quien considera que el Constitucional pone en riesgo al país. “El ejecutivo dispone de condiciones para cumplir su mandato, entre otras cosas por la mayoría absoluta con la que contamos en el Parlamento”, afirma Aníbal Cavaco Silva, jefe del Estado portugués.
El enfrentamiento entre Gobierno y Tribunal Constitucional no ha dejado indiferente a los mercados. La bolsa lusa se desplomó y los intereses de la deuda soberana ascendieron nada más conocerse la sentencia. Según ha informado Efe, las obligaciones portuguesas han experimentado un incremento de 20 puntos básicos. Un incremento reflejo de la incertidumbre tras la decisión del Tribunal Constitucional. Asimismo, la bolsa inició la sesión de hoy con caídas de un 0,74%.

El Gobierno pretende nuevos recortes
Pedro Passos Coelho, primer ministro portugués, lo tiene claro, no quiere que la Unión Europea rescate a Portugal. No comparte la resolución del Tribunal Constitucional y ha declarado que va a llevar a cabo otros recortes, “no volveremos a subir los impuestos, habrá reducciones en Salud, Seguridad Social y empresas públicas”, declaró Passos Coelho en televisión.
El primer ministro, quien responsabiliza al Constitucional de los problemas con los que se ha encontrado esta mañana la bolsa y el sistema financiero luso, ha recordado que Portugal aún no ha salido de la situación de emergencia en la que se encontraba en 2011, cuando se convocaron elecciones anticipadas. “La decisión de la Justicia ha dado lugar a un agujero presupuestario en Portugal de más de 1.000 millones de euros. Y además, implicará que Portugal no reciba el desembolso de unos 2.000 millones de euros, correspondiente al séptimo tramo trimestral de su rescate”, lamentó Coelho, quien es consciente de las críticas contra sus políticas de ajuste.