El terrorismo, principal preocupación del Mediterráneo Occidental

Clara García :

Dahou Ould Kablia, el ministro de Interior de Argelia, durante la XV Conferencia de Ministros del Interior del Mediterráneo Occidental celebrada esta semana en Argel.

Antes que la cooperación política, económica y humanitaria, está la lucha contra el terrorismo. Esta es la conclusión con la que han salido, en Argelia, los ministros del Interior del 5+5, como se hacen llamar los países que conforman los países del Mediterráneo Occidental. “La lucha contra el terrorismo y la delincuencia internacional organizada son los mayores desafíos a los que deben hacer frente nuestros países con una mayor vigilancia”,subrayó Dahou Ould Kablia, ministro argelino del interior durante la XV conferencia de los titulares de Interior de los 5+5 celebrada en un hotel de Argel.
Además de Argelia, Marruecos, Mauritania, Libia, Túnez, España, Portugal, Italia y Francia, son conscientes de que la mejor forma de luchar contra el terrorismo es el control de fronteras. Asimismo, Kablia ha recordado a los países europeos presentes en la conferencia las malas consecuencias de los pagos de rescates. “No hace sino fortalecer a esos grupos terroristas”,aseguró. La inmigración clandestina y el tráfico de armas son otros dos puntos clave de los que ha hablado el 5+5. Argelia ha aprovechado el encuentro para pedir a los países europeos que faciliten los visados a los ciudadanos de estos países. “Así podremos controlar más y mejor los movimientos humanos”, explicó.
El conflicto de Mali es a día de hoy la principal preocupación de estos países. En las últimas semanas han sido muchos los secuestros de ciudadanos extranjeros, y más de un rehén ha sido secuestrado debido a la negativa de que países como Francia intervengan militarmente en el estado. El ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, destacó a Efe la importancia coyuntural de esta reunión, que tiene lugar dos años después del estallido de la ‘Primavera árabe’ y poco después de la intervención militar internacional encabezada por Francia contra grupos radicales islamistas en el norte de Mali. “Esta reunión se ha producido en un clima de una enorme inestabilidad en la región”, aseguró.