Terremoto en Irán deja 37 muertos

Ahmed Chabi :

Una vez terminadas las labores de búsqueda y rescate se confirman 37 muertos en el terremoto de Irán.

Un terremoto de 6,1 grados en la escala de Richter, que ha sacudido el martes en la provincia de Buhehr, en el sur de Irán, ha dejado 37 muertos y 950 heridos. “De los fallecidos han sido identificados 26 cuerpos. Y de los heridos, 123 personas están ingresadas en un hospital”, ha declarado a los medios el director de Gestión de Crisis de Irán, Hasan Kadami. Según Kadami, los heridos hospitalizados se encuentran estables y fuera de peligro. Asimismo, las búsquedas de rescate han sido finalizadas la noche de ayer. Y aunque la policía ha detenido a varios sospechosos de robo en la zona afectada por el terremoto, Kadami asegura que “no hay problemas de seguridad”.
No se ha concluido la evaluación de los daños, pero de momento hay “800 viviendas destruidas y otras 200 han sufrido desperfectos menores”, ha destacado Hasan Kadami, quien ha explicado que las construcciones totalmente desoladas no contaban con las mínimas normas de seguridad. No es la primera vez que Irán sufre un terremoto de estas magnitudes, ya ocurrió el año pasado, dejando tras sí 306 muertos. En esta ocasión, el terremoto se produjo 12 km. bajo la superficie de la tierra. Pero sí que ha habido réplicas. Ayer por la mañana tuvo lugar una réplica del terremoto con una escala de 5.4 en la escala Richter, una réplica que dejó heridos, pero no víctimas mortales. Desde entonces ha habido más de un centenar de réplicas, y algunas, incluso han pasado los cinco grados Ritcher.
“La central nuclear está preparada para resistir seísmos de más de 8 grados en la escala Ritcher, ha declarado a Efe el director de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Fereydoun Abasi. Asimismo ha recalcado que la central nuclear de Bushehr está situada a unos 100 kilómetros del epicentro. Se han llevado a cabo, en la zona afectada por el terremoto, aspersiones contra la malaria y la leishmaniasis y se han repartido redes antimosquito para evitar contagios. “Los equipos de socorro y el hospital de campaña que se ha instalado en el área disponen de suero contra las picaduras de serpientes y escorpiones, que habitualmente son un problema en esa zona desértica”, ha destacado el doctor Mohamad Mehdi Guya, jefe del Centro de Gestión de Enfermedades Contagiosas de Irán.