Portugal, Chipre e Irlanda serán salvados por el Eurogrupo

Clara García :

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, junto a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Portugal apostó por la austeridad, y pese a la oposición del Tribunal Constitucional luso, Europa le ha respaldado. El Gobierno de Passos Coelho vio amenazado el rescate que Europa le había brindado tras la no aprobación de los recortes en pagas de jubilados y pensionistas.
Sin embargo, Portugal ha congelado el presupuesto y ha conseguido ajustar el presupuesto hasta tal punto que el Eurogrupo, reunido en Dublín, ha aceptado prolongar en siete años la devolución del crédito de 78.000 millones de euros, que les había concedido la Unión Europea (UE), junto al Fondo Monetario Internacional (FMI).
Según explica Efe, antes de la prórroga acordada hoy por el Eurogrupo, que previsiblemente será ratificada por el Ecofin, Portugal tenía que pagar por vencimientos de deuda 16.000 millones de euros en 2015 y 19.800 millones más en 2016 de los que 2.300 millones, el primer año, y 9.900 millones, el segundo, corresponden ya a préstamos contraídos en el rescate que aceptó en 2011. Y para poder hacer frente a estos pagos, Portugal deberá obtener del mercado 110.000 millones de euros en tres años.
Irlanda también podrá pagar su crédito, de 85.000 millones de euros en un plazo de siete años. “La extensión de los plazos de devolución de sus préstamos representa otro paso importante para que el país regrese definitivamente durante 2013 a los mercados de deuda y abandone, como está previsto, su programa de ayuda a final de este año”, ha destacado Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios.

Europa ofrece 10.000 millones a Chipre
La eurozona pretende ayudar con 9.000 millones de euros a Chipre, y el Fondo Monetario Internacional con 1.000 millones de euros. Ahora es Chipre, quien debería añadir otros 13.000 millones al rescate, la que tiene que tomar la decisión de aceptar la ayuda o no. “Dimos la bienvenida al acuerdo técnico alcanzado entre la troika -la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional- y Chipre, el cual está plenamente en línea con los parámetros y objetivos claves fijados por el Eurogrupo el pasado 25 de marzo, señaló el presidente del foro, Jeroen Dijsselbloem, en rueda de prensa.
Una auditoría externa deberá certificar el cumplimiento de las normas contra el blanqueo de capitales de Chipre. Y ello se deberá presentar al Eurogrupo antes de la finalización del primer pago previsto en el mes de mayo. La Unión Europea otorga a Chipre 15 años para pagar esta ayuda, y está dispuesta a ayudarla a recuperar el crecimiento, trabajo y competividad.