Nono García: “La fusión musical es un viaje a través del mundo”

Ouissal El Hajoui :

El músico de flamenco Nono García estrenó ayer su disco ‘Viaje a la Breña’ en el Instituto Cervantes de Rabat.

Es de Barbate (Cádiz), estudió jazz en Bruselas, pero no olvida el flamenco. Su música es una mezcla de experiencias y colores. El Jazz, el rock, el soul son fusionados por Nono García al son de la guitarra flamenca. En Granada estudió filosofía, a la par que empezó a hacer de su hobby casi una profesión. En 1980 fue fichado por Antonio Cano para hacer la que sería su primera gira. Durante su estancia en Madrid se adentró en el mundo del jazz, y le gustó tanto que acabó yendo al conservatorio de Bruselas a estudiar este estilo musical. En 1988 formó parte del grupo belga Vaya con Dios. Posteriormente regresó a Madrid, donde sacó adelante exitosos trabajos como ‘Atún y Chocolate’, que hacen de Nono García uno de los expertos en el arte de fusionar el flamenco. Ayer actuó en Rabat, donde presentó su nuevo disco ‘Viaje a la Breña’.

Pregunta. ¿Cómo definiría el flamenco-jazz?
Respuesta. No es un género que exista por sí solo. Depende de lo que quiera comunicar el autor puede salir una fusión u otra. Se trata de conjugar el lenguaje del flamenco con el lenguaje del jazz y, sin perder la esencia de ninguno de los dos idiomas, obtener otro lenguaje distinto.

P. ¿Qué pretende transmitir a través de su último trabajo, ‘Viaje a la Breña’?
R. La Breña está cerca de mi hogar, y el objetivo de este trabajo es una vuelta a mis raíces. La Breña es un bosque de arbustos que me hace viajar a través de diferentes partes del mundo.
Y en su música se palpa la influencia de otras culturas. Además del retorno al flamenco tradicional y al rock andaluz de la década de los 70, tengo presente la música brasileña, india y del mediterráneo. Es una especie de liturgia hacia el yo interior.

P. ¿Cuándo se empieza a fusionar el flamenco con otros estilos musicales?
R. El flamenco en sí mismo es una fusión de varios estilos. No se sabe muy bien de dónde procede ni la música, ni la palabra. Es en el siglo XX cuando se cristaliza este estilo, típicamente andaluz. Luego, a partir de la década de los 70 cuando nace el rock andaluz, el flamenco empieza por fusionarse con este nuevo estilo. Más tarde, autores de la talla de Paco de Lucía unirían las tendencias musicales más modernas como el jazz o el soul al flamenco.

P. No es la primera vez que visita Marruecos, ¿qué le parece este país?
R. Sí, es la tercera vez que vengo a Marruecos y es un país en el que me siento muy cómodo por la cercanía con mi tierra, Cádiz. Compartimos mucha historia, muchas costumbres, Somos muy parecidos. Además el público marroquí acoge muy bien la música flamenca, entiende el lenguaje. Además de haber estado en Marruecos para dar conciertos, también he venido a dar una master class de guitarra, flamenco y jazz.