Marruecos congela relaciones con EEUU

Ahmed Chabi :

Christopher Ross, enviado especial de la ONU para resolver el conflicto del Sáhara, ha realizado una gira regional que le llevó a Marruecos, Mauritania y los Campamentos de Tinduf para redactar un informe que entregará el 22 de abril.

“Los que no quieren una solución para el conflicto del Sáhara son los que sacan siempre falsos testimonios sobre la violación de los derechos humanos”, había declarado en una nota de prensa el gabinete real después de una reunión entre los principales dirigentes políticos y asesores reales, a principios de esta semana. En esa reunión, la opinión era unánime, “Marruecos quiere solucionar el conflicto saharaui por la vía pacífica, y sólo cabe la autonomía”, rezaba el comunicado.
Justo después, Estados Unidos, siempre amigo de Marruecos, pedía a la ONU una mayor vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara. A lo que el ministro de Asuntos Exteriores ha contestado que “Marruecos rechaza categóricamente todo movimiento tendente a la ampliación del mandato de la Minurso o la puesta en marcha de un mecanismo internacional alternativo para vigilar los derechos humanos”.
Pero el enfado de Marruecos fue a más y ha anulado el African Lion 2013, ejercicios militares conjuntos que cada año organiza Estados Unidos con Marruecos. Se trata de las maniobras más importantes que lleva a cabo el Africom, el mando del Ejército estadounidense en África.
Y mientras que Estados Unidos no se pronuncia sobre la decisión del reino, Marruecos cuenta con el apoyo incondicional de otro peso pesado, Francia. Y espera impaciente el informe que va a ver la luz el próximo 22 de abril, después de que Cristopher Ross, enviado especial de la ONU para resolver el conflicto del Sáhara, haya visitado la zona hace dos semanas.