Portugal recorta gasto en todos los servicios públicos

Clara García :

El secretario de Estado del Consejo de Ministros de Portugal, Luís Marques Guedes, ve perjudicial la resolución judicial que anula varias medias de ajuste.

Europa ha depositado su confianza en Portugal pese a la sentencia contra la austeridad del Tribunal Constitucional. Y el Gobierno luso no va a perder esta oportunidad que se le ha brindado. Ya ha anunciado recortes cifrados en 800 millones de euros, unas reducciones que afectan a todos los servicios públicos. Así como otros ahorros cifrados en 500 millones de euros. Estos recortes permitirán al Gobierno recibir el último tramo de su rescate, 78.000 millones de euros y disponer de más tiempo para devolver la ayuda.
Todos los ministerios verán reducidos sus gastos en personal, bienes y servicios, además de otros gastos corrientes. “Va a haber presiones sobre los servicios públicos porque todos van a tener menos recursos de lo que estaba previsto en los Presupuestos de 2013”, reconoció el ministro de la Presidencia, Luís Marques Guedes, en una rueda de prensa recogida por Efe.
En estos recortes, que aún no están detallados, el Gobierno luso contempla también una reducción salarial que podría afectar a unos 600.000 funcionarios. Además de ampliar la edad de jubilación de 65 a 67 años.
El Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea han impuesto a Portugal cumplir esta reforma en su totalidad hasta 2015. Una medida a la que se ha negado el Partido Socialista, así como a la reforma de la Constitución para que se amparen estos reajustes. Mientras que los socialistas apoyan la política del bienestar y crecimiento, los conservadores proponen austeridad y saldar sus deudas con Europa.