Rabat y Argel trabajan para reabrir sus fronteras

Dunia Benjadra :

La frontera entre Argelia y Marruecos permanece cerrada desde hace ya 13 años.

Marruecos y Argelia, enemigos irreconciliables en muchos dossiers, comparten una frontera cerrada desde 1994. Su reapertura es una “cuestión primordial” y esperan “no tardar en alcanzar una solución”, según dijo ayer en Rabat el ministro del Interior argelino, Dahu Uld Kablia.
Uld Kablia se expresaba así en una rueda de prensa que se celebró tras la reunión del Consejo de ministros del Interior de la Unión del Magreb Árabe (UMA), que cuenta entre sus miembros a Marruecos, Mauritania, Túnez, Libia y Argelia.
Según el ministro argelino, ambos países están realizando desde hace tiempo acercamientos para solucionar sus problemas; uno de los principales, el asunto del Sáhara Occidental. No en vano, Argelia da cobijo en su desierto a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf.
Argel dio el cerrojo a su frontera tras la decisión de Marruecos de imponer un visado obligatorio a los argelinos después de un atentado terrorista en Marraquech, que para las autoridades marroquíes estuvo orquestado por el Ejecutivo argelino.
“Si aceleramos el proceso de consulta y trabajamos en un clima propicio, el resultado no tardará en llegar”, dijo Uld Kablia, quien quiso dejar claro que el Gobierno del que forma parte no toma posición respecto al dossier del Sáhara Occidental, “debemos dejar el asunto en manos de Naciones Unidas para que encuentre una solución para las dos partes”, argumentó en declaraciones recogidas por Efe.
La frontera entre la marroquí Oujda y la argelina Magnia se ha convertido todos estos años en tierra de nadie, transitada por mercaderes ilegales que trafican con todo tipo de mercancías mientras que también es el escenario al que las autoridades marroquíes expulsan sin respetar sus propias leyes y las convenciones internacionales a los inmigrantes clandestinos que transitan por el norte del país buscando un agujero por el que llegar a España, según denuncian organizaciones de derechos humanos tanto locales como internacionales.