Serbia y Kosovo encuentran la solución en la autonomía

Clara García :

El Parlamento de Kosovo aprueba el acuerdo de autonomía de la minoría serbia después de seis meses de intensas negociaciones

“Es la mejor solución posible en la situación actual”, dijo Hashim Thaçi, primer ministro kosovar tras la votación a favor del acuerdo entre Pristina y Belgrado, que dota de autonomía a los municipios serbios del norte de Kosovo, aunque bajo la legislación y la autoridad kosovar. Después de seis meses de intensas negociaciones entre Thaçi y el primer ministro serbio, Ivica Dacic, Serbia ha conseguido la ansiada autonomía.
Dicha autonomía otorga a Serbia competencias en el ámbito policial, judicial, de sanidad, educación y planificación urbana. Y de esta forma, y bajo la supervisión de Catherine Ashton, jefa de la diplomacia europea, ambos estados ya tienen la base necesaria para entrar a formar parte de la Unión Europea (UE).
La Comisión Europea (CE) ha considerado, a través de un comunicado que Serbia ha dado, “un impulso a las reformas en áreas clave como el Estado de Derecho, especialmente la reforma judicial y la política anticorrupción, la independencia de instituciones clave, la libertad de medios, la política antidiscriminación, la protección de las minorías y el entorno empresarial, aunque le avisa de que tendrá que mantener progresos en estas áreas a lo largo del tiempo”. Y por todo ello, los veintisiete consideran que Serbia está preparada para formar parte de la UE.
Por su parte, la CE, pese a las retenciones de España, Grecia, Chipre, Eslovaquia y Rumanía, considera que Kosovo ha cumplido los mínimos requisitos exigidos por Europa con las negociaciones con Serbia y la lucha contra el crimen armado. “Como resultado, la Comisión remite su propuesta para una decisión del Consejo autorizando la apertura de negociaciones de un Acuerdo de Asociación y Estabilización entre la Unión Europea y Kosovo”, añade el informe.
El texto ratificado en Bruselas ha alcanzado los votos de 85 diputados. En contra se mantuvo el tercer mayor partido del joven país, Autodeterminación, cuyos diputados acusaron al primer ministro, Hashim Thaçi, de traicionar los intereses nacionales. Asimismo, los ciudadanos también han salido a protestar en las calles en contra del acuerdo.