García-Margallo aboga en Líbano por la negociación para saldar el conflicto sirio

Ahmed Chabi :

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, José Manuel García-Margallo, durante la visita al campo de refugiados de guerra sirios en la localidad jordana de Zaatary.

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García- Margallo, ha visitado en los últimos cinco días diversos puntos estratégicos de Oriente Próximo.
Hoy, en Líbano, se ha reunido con su homólogo, Adnan Mansur. Allí, ha considerado que “no hay una solución militar” al conflicto sirio y que es necesaria la negociación entre todas las partes para formar un gobierno elegido por el pueblo.
Ayer se entrevistó en Israel con el presidente, Simon Peres, al que transmitió el interés de España por ayudar en el proceso de paz entre israelíes y palestinos.
En ese sentido García-Margallo afirmó que “España desea ardientemente que se resuelva lo antes posible. Ofrecemos nuestra mediación si es deseada y dedicaremos nuestros mejores esfuerzos a que Jerusalén sea lo que dice su nombre, la ciudad de la paz”. En esta primera visita del ministro a Israel también ha mantenido encuentros con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y con la ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni. Por último García-Margallo ha visitado también el museo Yad Vashem en Jerusalén, dedicado a las víctimas del Holocausto.
El objetivo de la gira, según apunta el Ministerio en una nota, es conocer sobre el terreno la situación del proceso de paz en Oriente Medio y del conflicto que asola Siria, y cómo afecta a socios fundamentales para España como Israel, Jordania, Líbano y la Autoridad Palestina.
También ha aprovechado para impulsar las relaciones tanto políticas, como económicas y de cooperación con los países y territorios visitados. En Jordania, García-Margallo se encontró con el príncipe regente Faisal, con el ministro de Exteriores Judeh, y con los presidentes del senado y la cámara baja, a quienes reiteró –según el comunicado- la importancia de impulsar el diálogo político bilateral y de reforzar las relaciones económicas.
Además, el ministro les trasladó la intención de España de apoyar a Jordania ante la Unión Europea (UE) y la Unión por el Mediterráneo, así como en el “proceso de reformas iniciado bajo los auspicios del rey Abdullah II”.
García-Margallo visitó, por otra parte, el campo de Zaatari, el más grande de Jordania, donde residen 130.000 refugiados en unas condiciones muy duras.
No en vano, este país es uno de los que más refugiados sirios recibe -cerca de 2.000 al día-. El titular de Asuntos Exteriores español mostró su interés “en buscar partidas adicionales bilaterales o europeas para paliar el desastre humanitario del conflicto sirio”.
El ministro visitó el lunes los Territorios Palestinos, donde se reunió con el primer ministro en funciones, Salam Fayyad, y con su homólogo, Riyad al-Malky. Los encuentros sirvieron para analizar diversas cuestiones de interés bilateral. Y durante su estancia en Jordania, García-Margallo se entrevistó con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, a quien reiteró la disposición de España a ejercer sus buenos oficios entre Israel y Palestina en esta “ventana de oportunidad” que se abre con la iniciativa norteamericana, liderada por el secretario de Estado Kerry, de relanzar el proceso de paz.