Marruecos deja al Sáhara de lado y se acerca a Mauritania

Ouissal el Hajoui :

La frontera entre el Sáhara Occidental, en el sur de Marruecos, y Mauritania.

Las relaciones bilaterales entre Rabat y Nuakchot han sido pocas veces cordiales. El tema del Sáhara y la rivalidad entre Marruecos y Argelia siempre ha situado a Mauritania en un lugar incómodo. Ahora, en el marco de la séptima sesión de la Alta Comisión Mixta entre Marruecos y Mauritania, el reino alauita ha mostrado su voluntad de emprender una relación cordial con el país vecino.
Y esta intención se manifiesta en la firma de once convenios, cinco programas ejecutivos y un memorándum de entendimiento. El transporte de las personas y de las mercancías, el transporte por carretera, la cooperación en los dominios de la enseñanza superior, la investigación científica, el urbanismo y la vivienda, la ordenación territorial, el agua y el saneamiento, la protección del medio ambiente, el desarrollo sostenible, la promoción de las condiciones de la mujer y de la familia, y la cooperación técnica en el dominio de seguros han sido los temas que han tratado en esta comisión los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, Saad Dine El Otmani, de Juventud y Deportes, Mohammed Ouzzine, de Equipamiento y de Transporte, Aziz Rabbah, de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente, Fouad Douiri, y de Empleo y Formación Profesional, Abedelouad Souhail.

Benkirán quiere suprimir visado con Mauritania
“No comprendo por qué tenemos necesidad de visado, debemos solucionar este problema”, dijo Abdelillah Benkirán en la inauguración de la comisión bilateral.

Según Benkirán, es absurdo que dos países vecinos, con una larga historia común y un futuro, sin duda, de amistad y colaboración, tengan que exigir visado a sus ciudadanos. Sin embargo, desde Nuakchot, según informa Efe, siempre se ha tenido la impresión de que es Rabat quien ha impuesto el visado para controlar las salidas de saharauis hacia Mauritania.

De nuevo, congeladas relaciones con Argelia
El ministro de Agricultura y Pesca, Aziz Akhannouch, y el ministro de Habous y Asuntos Islámicos, Ahmed Taoufiq, tenían previsto viajar a Argelia, sin embargo, según informa el diario Echourouk Al Yaoumi, ayer se ha tomado la decisión de suspender estas visitas pese al acercamiento entre Rabat y Argel en los últimos días. Y la causa no es otra que el apoyo de Argelia a la idea de Estados Unidos de alargar el mandato de la Minurso en el Sáhara con el fin de vigilar el cumplimiento de los derechos humanos en la zona.