Marruecos se enfadó y Estados Unidos retrocedió

Ahmed Chabi :

España, Francia y Rusia se han posicionado contra Estados Unidos y a favor de Marruecos en el conflicto del Sáhara.

España, Francia y Rusia se han enfrentado a Estados Unidos para apoyar a Marruecos en el conflicto del Sáhara. El que hasta ahora se consideraba eterno aliado de Marruecos, Estados Unidos, siempre había apoyado al reino norteafricano en la soberanía sobre el Sáhara, hasta que la semana pasada, días antes de que el enviado especial de la ONU en el Sáhara Cristopher Ross, sacara su informe final, Estados Unidos decidió solicitar la prolongación del mandato de la Minurso en la zona para vigilar la no violación de los derechos humanos. El enfado de Marruecos fue inminente, y su respuesta inesperada.
El resultado de la decisión de Estados Unidos fue la anulación, por parte de Marruecos del African Lion 2013, ejercicios militares conjuntos que cada año organiza Estados Unidos con Marruecos. Se trata de las maniobras más importantes que lleva a cabo el Africom, el mando del Ejército estadounidense en África. “Marruecos rechaza categóricamente todo movimiento tendente a la ampliación del mandato de la Minurso o la puesta en marcha de un mecanismo internacional alternativo para vigilar los derechos humanos”, había dicho el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Salah Eddine El Otmani.
Días antes de que Marruecos recibiera la decisión estadounidense, François Hollande, presidente de Francia, había visitado Marruecos, y apoyó, incondicionalmente, la única solución que el reino prevé para el Sáhara, la autonomía. Días después, España, también se pronunció a favor de Marruecos, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tachó de inviable la iniciativa estadounidense, aunque se mostró partidario de encontrar nuevas alternativas. “La Minurso es la única misión de paz que carece de cometido en materia de derechos humanos”, explicó Margallo.
“Marruecos toma nota, con satisfacción, de la resolución”, aseguró Abdelmalek Lamrini, portavoz del Gabinete Real. “La Minurso continúa su labor como ha venido haciendo hasta ahora”, agregó Lamrini. La propuesta de Estados Unidos, que fue saludada por varias organizaciones de derechos humanos, fue corregida, en un primer momento por Susan Rice, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, para proponer el control de derechos humanos no a la Minurso, sino al Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Pero esta nueva propuesta tampoco fue apoyada por los aliados de Marruecos. Finalmente, y ante la presión de España, Francia y Rusia, Estados Unidos se echó atrás.
En la actual resolución de la ONU, los derechos humanos han vuelto a ser una prioridad que se exige, no sólo a Marruecos, también a Argelia, que había apoyado a Estados Unidos en su propuesta inicial. Marruecos, por su parte, reitera que busca una solución rápida y pacífica para el problema del Sáhara, una solución cada vez más necesaria para controlar las fronteras de los países del Magreb contra la expansión del terrorismo islamista.