La crisis fuerza una remodelación del gobierno egipcio

Ahmed Chabi :

Los nueve ministros recién nombrados jurarán sus cargos ante el presidente egipcio, Mohamed Mursi.

El pasado 20 de abril, el presidente egipcio, Mohamed Mursi, había anunciado el cambio de varias carteras ministeriales. Hoy, y con la intención de hacer más tecnócrata al ejecutivo, Mursi ha anunciado el cambio de dirigentes de 9 ministerios.
Con el principal objetivo de sacar a Egipto de la actual crisis económica en la que se está viendo envuelto, el gobierno que dirige Hisham Qandil, se ha centrado en los departamentos, que afectan, sobre todo, a la economía del país. El ministerio de Finanzas pasa a ser ocupado por Fayad Abdel Moneim Ibrahim. Por su parte, Amr Darag, hasta ahora presidente de la Comisión para Asuntos Exteriores del Partido Libertad y Justicia (PLJ), de los Hermanos Musulmanes, pasa a hacerse cargo de la de Planificación y Cooperación Internacional.
Las inversiones, el petróleo y la agricultura, también han sido modificados. Desde esta noche, cuando los nuevos ministros juren el nuevo cargo, Yehia Abdel Samie, Sherif Hedara y Ahmed el Guizaui, estarán al frente de los respectivos ministerios. Asimismo, tal y como informa EFE, el juez Ahmed Suliman fue designado ministro de Justicia, en sustitución de Ahmed Meki, que dimitió recientemente en medio de fuertes discrepancias entre la judicatura y los islamistas en el poder.
Hatem Bogato, quien fuera secretario general de la Comisión Electoral en los comicios presidenciales del año pasado, Hatem Bagato, ha sido nombrado titular de Asuntos Parlamentarios. Cultura, ámbito que proporciona importantes beneficios a la economía egipcia, también ha sido remodelada, Ahmed Eisa, será el nuevo ministro de Antigüedades y Alaa Abdel Fatah, se hará cargo del ministerio de Cultura.

Ayuda externa
Con la remodelación del ejecutivo, el gobierno de Mursi, intenta ser más neutral frente a la influencia de los Hermanos Musulmanes. Y dicha neutralidad es clave a la hora de solicitar ayuda financiera exterior, como el préstamo de 4.800 millones de dólares solicitado al Fondo Monetario Internacional.