Las fuerzas armadas estadounidenses más agresivas que nunca

Spread the love

Clara García :

El Pentágono ya admitía 19.000 casos de abuso sexual en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos al principio del año pasado.

Jeffrey Krusinski, oficial de las Fuerzas Áreas Estadounidense y encargado de la Unidad de Respuesta y Prevención de Agresiones Sexuales en el cuerpo militar, ha sido detenido por intentar tocar el pecho y las nalgas a una mujer en el aparcamiento de Arlington (Virginia), donde tiene sede el Pentágono.
No es la primera vez que se informa de agresiones sexuales en el seno del ejército estadounidense. Sin embargo, pese a ser un grave problema que daña seriamente la marca Estados Unidos, va creciendo año tras año. “La agresión sexual es una barbaridad y si su autor está dentro de las fuerzas armadas, entonces está traicionando el uniforme que lleva”, dijo el presidente estadounidense, Barack Obama en una rueda de prensa conjunta con su homóloga de Corea del Sur, Park Geun-hye, tras reunirse con ella en la Casa Blanca.
Según el informe que el Pentágono realiza cada dos años, el número de contactos sexuales no deseados en las Fuerzas Armadas se elevó un 30%, de 19.100 en 2010 pasó a 26.000 en 2012. Según este documento, pueden darse hasta 70 casos de agresión sexual en un mismo día. “Las agresiones sexuales son un problema persistente y hay mucho más que hacer”, opina en el informe el Pentágono. Y aunque estos datos son, de por sí, alarmantes, los casos que el Departamento de Defensa no trata formalmente se cifrarían, en 2012, en 3.374 casos, frente a los 3.192 en 2011.
El departamento de defensa quiere acabar con esta problemática, y ha anunciado que cualquier agresión sexual será procesada y castigada. “El arresto de Krusinsky habla bien claro sobre la situación y efectividad de los esfuerzos del Departamento de Defensa de encarar la plaga de las agresiones sexuales dentro del cuerpo militar”, explicó Carl Levin, el presidente del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, durante una audiencia con el secretario de la Fuerza Área estadounidense, Michael Donley. Según recoge Efe, en la misma audiencia, la senadora Kirsten Gillibrand, subrayó que “las continuas informaciones sobre agresiones sexuales en el ejército estadounidense está minando la credibilidad de la gran fuerza militar mundial”.