Obama intenta volver a acercarse a Mohamed VI

Clara García :

Marruecos y Estados Unidos liman sus diferencias respecto al Sáhara Occidental vía telefónica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llamado por teléfono al rey de Marruecos, Mohamed VI para devolver a su cauce las relaciones entre Estados Unidos y Marruecos. Norteamérica casi pierde su eterna amistad con el reino alauita. Y es que posicionarse en contra de Marruecos por el Sáhara no se le pasa por alto ni al país más poderoso del mundo.
Estados Unidos había pretendido otorgar la vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara a la MINURSO. Una decisión que enfadó mucho a Marruecos, y tras la cuál, el país que gobierna Obama, no tuvo más remedio que echarse hacia atrás, después de la carta que Mohamed VI le había enviado el pasado 13 de abril. En aquella misiva, el rey de Marruecos le había advertido al presidente estadounidense de la importancia que tiene el Sáhara marroquí para el país y sus ciudadanos. A lo que le contestó Obama con otra carta el 18 de abril para ofrecerle todo su apoyo.
Una vez aclarado el malentendido, Obama ha decidido invitar a Mohamed VI a Estados Unidos para estrechar las relaciones bilaterales con el reino del norte de África, sobre todo en lo que respecta a la lucha conjunta ya emprendida en materia de seguridad y terrorismo, además de las cuestiones de Siria, Mali y Palestina.