Ruby recibió 3.000 euros de Berlusconi en la primera fiesta

Clara García :

Ruby ha recocido, en un juicio paralelo en el que asistió como testigo, que Berlusconi le dio un sobre con dinero en una de las fiestas aunque no mantuvo sexo con él.

Ha sido la propia joven quien lo ha declarado ante los juzgados. No ha sido en el juicio contra Berlusconi por prostitución de menores y abuso de poder. Karima Mahrog, joven de origen marroquí que conoció al ex presidente italiano, Silvio Berlusconi, cuando aún era menor de edad, ha sido citada como testigo en el caso contra el representante artístico Lele Mora, la ex consejera regional del PDL, Nicole Minetti; y el periodista Emilio Fede por promover la prostitución de menores. Ha sido en este caso cuando Ruby sorprendió afirmando que ha acudido a fiestas de la casa de Arcore del Il Cavaliere.
Probablemente este mes se sentenciará a Berlusconi. Esta semana la fiscal Ilda Boccassini pedía seis años de cárcel para el ex mandatario. Parte de esta pena se debe a que Silvio Berlusconi habría hecho uso de poder al pedir a la policía, la noche que detuvieron a Ruby por robo, la puesta en libertad de la joven por ser sobrina del Hosni Mubarak, ex presidente de Egipto. Y según las recientes declaraciones de Ruby, el primer ministro no ha mentido en este caso, “la primera vez que entré a la casa de Arcore me inventé una historia. Dije que era medio egipcia, medio brasileña, que mi madre era una cantante famosa, y que era pariente de Hosni Mubarak”, dijo la joven natural de Beni Mellal.
Según cuenta el diario italiano ‘La República’, Ruby contó a Berlusconi que ha escapado de su casa porque quería convertirse al catolicismo, hecho, que contó, que había enfadado a su padre y que le había supuesto malos tratos. Después de aquel día, en el que la joven asistió a una de esas famosas fiestas que el político celebraba en su mansión, Karima Mahroug recibió un sobre con 3.000 euros. “Nunca vi a Berlusconi mantener contacto físico con ninguna chica”, dice Ruby en el juicio, a la vez que añade que una vez el ex presidente la invitó a dormir en su casa, y “dormí sola”, añade, a la vez que recuerda que por la mañana recibió un sobre de 2.000 euros.