Ciencia y religión, aún en conflicto en la universidad marroquí

Ahmed Chabi :

Una frase colgada en la red social Facebook ha provocado una agresión entre estudiantes de la Universidad de Agadir, al sur de Marruecos.

“La ciencia es la solución”, dijo una joven estudiante de la Universidad de Agadir en su perfil de Facebook. No llegó a pensar que eso le supondría una agresión y el posterior revuelo en la sociedad. Otro estudiante, sin pinta aparente de ser un islamista radical, casi la mata agrediendo a la estudiante con una cuchilla, provocándole varias heridas en el cuello. Sobre su pecho dejó en un papel un mensaje: “El Islam es la solución”, según recoge el diario marroquí online Lakome.
Hace siglos que los musulmanes se dieron cuenta de que el saber científico no se opone a la fe. Aquello que tanto esfuerzo costó inculcar en la sociedad, sigue sin estar aceptado por los marroquíes más radicales. Según estos, creer en los avances de la ciencia es ir en contra de los valores y avances de la religión. Con esta misma lógica el joven estudiante de Agadir castigó a su compañera.
Tras el incidente, el debate ha resurgido en la calle. Las opiniones se dividen en dos grupos, los que defienden que religión y ciencia no son compatibles, y los que creen que una cosa no quita la otra. En lo que todo el mundo está de acuerdo es que el Estado debería solucionar el problema. “O somos un estado musulmán o somos laicos, pero no estar en un término intermedio”.
En Lakome, portal en el que se ha difundido la agresión en la Universidad de Agadir, son muchos los comentarios de los lectores que condenan el acto del agresor, “ya que el Islam, ante todo, es respeto, en nuestra religión no cabe la imposición, y menos aún la violencia”, escribe uno de los comentaristas de la información. “Tenemos que parar a los salafistas en Marruecos, están consiguiendo imponer el miedo. Ese Islam que pretenden propagar no es nuestro Islam”, añade otro lector. “La religión es individual y personal, no es una cuestión de estado”, añade otro comentarista.
A favor o en contra de la laicidad de estado, todos musulmanes y todos en contra de la imposición y la violencia. Los radicales son una minoría, pero cada día más presente en el seno de la sociedad marroquí.