Militares españoles refuerzan las medidas de autoprotección

J.L. Navazo :

El ministerio de Defensa español toma medidas para proteger a los militares de Ceuta y Melilla, después del asesinato a un policía en Reino Unido a manos de un supuesto islamista radical

El reciente asesinato de un soldado británico, degollado en la calle a plena luz del día en el Reino Unido y el intento fallido de acabar con la vida de otro militar en Francia, a manos de presuntos terroristas yihadistas, ha disparado las alarmas en las Fuerzas Armadas españolas (FAS). Precisamente, en su seno comparten uniforme un buen puñado de soldados musulmanes que prestan servicio, fundamentalmente, en las guarniciones de Ceuta y Melilla y cuyo número en estas ciudades ascendería aproximadamente a una cuarta parte de los efectivos.
El ministerio de Defensa estaría reforzando las medidas de autoprotección, desde disimular las placas oficiales de los vehículos a desaconsejar el uso del uniforme en la calle. Práctica que es una tradición en las ciudades norteafricanas de Ceuta y Melilla donde, además, los cuarteles militares están próximos a los lugares de residencia. En estos casos, desde las unidades se recomienda transitar a los militares en compañía y evitar callejones o lugares de poco tránsito, así como horas intempestivas. Se teme por el “efecto imitación” y que este prenda en la mente de alguien que, previamente, haya sido “calentado” con un discurso islamista radical y decida a su aire pasar a la acción en busca del prometido “Paraíso”.