Las víctimas del bloqueo a la kafala recurren a los monarcas

Ahmed Chabi :

Las familias españolas que llevan más de un año esperando para la adopción de niños marroquíes tienen las esperanzas puestas en la próxima visita del Rey Juan Carlos I a Marruecos.

Más de 60 familias españolas están a la espera, desde hace años, de kafalar, lo más parecido a una adopción que hay en Marruecos, a un niño marroquí. Nunca fue fácil este proceso. Convertirse al islam, demostrar unos determinados ingresos, residir en Marruecos durante meses, son algunas de las condiciones que el Gobierno de Marruecos impone a los españoles y demás extranjeros que quieren tutelar a un niño desde algún orfanato del reino.
Las familias españolas, impacientes a esos niños, enviaron una carta al rey de Marruecos, Mohamed VI, solicitándole que el Gobierno acelere el proceso. Y el rey no dudo en hacerles caso, uno de sus consejeros, Omar Azziman, pidió al Ejecutivo levantar la paralización de kafalas que el Gobierno de Abdelillah Benkirán había impuesto en septiembre del año pasado. Semanas más tarde, el Gobierno contestó con una nueva norma, sólo permitir kafalas a matrimonios mixtos, en el que al menos uno de los cónyuges sea marroquí.
Los obstáculos, en aumento, han preocupado aún más a estas familias. Por lo que 44 de estas, aprovechando la próxima visita del Juan Carlos a Marruecos, han emitido una carta al rey de España solicitándole que pida ayuda a Mohamed VI para solucionar este problema. Un problema que se ha visto aún más agravado con el reciente descubrimiento de la trama que traficaba con bebés marroquíes para ser llevados a España.