El festival Mawazine despierta amor y odio

Dunia Benjadra :

La indumentaria de la cantante Jessi J. provocó manifestaciones de los sectores más conservadores de la sociedad marroquí, con el resultado de cuatro detenidos. A estas protestas se sumaron los detractores del festival por su elevado coste.

“Hombres y mujeres, jóvenes y adultos. Todos han querido acercarse a Rabat para disfrutar de las grandes estrellas internacionales. Y este año hemos batido nuestro propio record”, dice, en un comunicado, la organización de Mawazine, el festival marroquí más internacional, que a tres días de ser clausurado, ya ha recibido a más de 370.000 personas.
La apertura ya fue muy numerosa, y es que Rihanna tiene múltiples fans en Marruecos. Sin embargo, el concierto que ofreció David Guetta en la capital marroquí paralizó la ciudad entera. El concierto de Enrique Iglesias, que tendrá lugar esta noche en el escenario de OLM Souissi, se espera que sea de los más exitosos, el hijo de Julio Iglesias, al igual que su padre, es de los cantantes hispanos más reconocidos en el reino. Junto a Enrique actuará una de las estrellas más esperadas en Marruecos, Loreen, sueca de origen marroquí y ganadora del festival de Eurovisión 2012.
En medio de tanta festividad no podía faltar la polémica. Este año vino de la mano de la cantante británica Jessi J, a quién se le ocurrió ataviarse, en su concierto en Marruecos, con unos minúsculos pantalones blancos y una camiseta tranparente, al contrario que Rihanna, que lució en su concierto un atuendo más recatado de lo habitual.
Lo que podría haberse quedado en una simple anécdota, acabó dando lugar a manifestaciones por parte de los más conservadores, que se alarmaron con las bragas de Jessi J. A estos se sumaron también los detractores del festival, quienes consideran que con el enorme gasto de Mawazine se podrían solucionar diversos problemas de paro, sanidad o educación en Marruecos. Sin embargo los manifestantes se toparon con un fuerte control policial. Los enfrentamientos se saldaron con cuatro detenidos. Entre ellos, dos miembros de las juventudes del Partido Justicia y Democracia (PJD), que lidera el Gobierno.