Vacaciones a Marruecos…¡¡Pasapalabra!!

Mohamed El Morabet :

Zineb Benayad es natural de Fez, pero vive en el centro de Madrid desde hace cinco años. Este verano no viajará a Marruecos a pasar las vacaciones y a visitar a su familia a causa de la crisis.

Muchos marroquíes residentes en Madrid se quedan sin vacaciones en su país para ver a la familia por culpa de la crisis y el paro. Hamid y Zineb son ejemplos de esta realidad. Ambos luchan por mejorar su situación, ampliando su formación y dedicando la totalidad de su tiempo a la búsqueda exhaustiva de empleo. El orden de las prioridades ha cambiado y ha situado la visita a Marruecos en un segundo plano.
Las temperaturas han subido y el verano ya está aquí. La Operación Estival Paso del Estrecho (OPE) 2013 comienza mañana, 5 de junio, y se va a prolongar hasta el 15 de agosto. En estos dos meses y medio se prevé el desplazamiento de 2,5 millones de viajeros y al menos 500.000 vehículos con destino a Marruecos, según informan desde el Ministerio del Interior de España.
El paso del estrecho entre España y Marruecos junto al paso de la frontera entre México y Estados Unidos son los más transitados del mundo, con unos desplazamientos de cientos de miles de humanos. Dos fenómenos sociológicos con pautas similares, donde se evidencia la relevancia de las migraciones y su impacto económico, tanto en el país de origen como en el de destino.
La operación de 2013 tiene nuevo calendario, apretado por el mes de Ramadán que se celebrará a partir del 8 de julio (el mes en el calendario lunar suele tener 28 o 29 días), hecho que adelantó las vacaciones para muchos marroquíes que residen en España. Aunque el tono de las vacaciones, igual que el año pasado, lo está definiendo la palabra “crisis”. Es la palabra más escuchada y repetida en casi todas las conversaciones de los inmigrantes, puesto que muchos ni siquiera se plantean la posibilidad de brindarse unas vacaciones.
Hamid Gambou tiene 50 años y es padre de dos hijos, Miriem y Amin, de 10 y 8 años respectivamente. Lleva dos años en el paro después de diez de trabajo ininterrumpido. Cuenta que “la crisis y mi situación laboral es el principal motivo por el cual no vamos de vacaciones a Alhucemas”, y añade emocionado que “mi hijo Amin tiene muchas ganas de ir a Alhucemas y encontrarse con su familia más cercana y renovar sus lazos familiares y emocionales, de hecho siempre nos pregunta cuándo nos vamos a Marruecos”. La mujer de Gambou trabaja media jornada, y le ha planteado la posibilidad de llevar a los hijos en un viaje relámpago para ver a la familia unos escasos días y volver: “Es importantísimo que los niños mantengan viva su relación con su origen”, sentenció Hamid.
Hamid es miembro de la Asociación Espacio de Solidaridad que trabaja la integración de los inmigrantes marroquíes en la localidad madrileña de Parla, situada a 19 kilómetros al sur de Madrid. Allí es mediador intercultural, en el centro de salud todas las tardes de los martes y las mañanas de los jueves. En el contacto semanal con ciudadanos de su país asegura que “hablando con nuestros usuarios compatriotas marroquíes observamos que todos tienen los mismos planes: aguantar como se pueda y olvidarse de vacaciones”.
Zineb Benayad natural de Fez de 33 años, vive en Antón Martin (pleno centro de Madrid), y ya se ha olvidado de las vacaciones. Lleva cinco años en España y para su suerte acaba de encontrar trabajo, el pasado día 20 de mayo, después de un largo periodo de búsqueda. Está contenta y eufórica con su nuevo trabajo, y confiesa “mi familia ha estado enviándome dinero permanentemente y ahora ya puedo valerme económicamente por mí misma”. Aunque lamenta celebrar el Ramadán lejos de su familia, e insiste “en España no hay espíritu de Ramadán y es difícil trabajar y ayunar, más aún en julio a 40 grados de temperatura”.
Hamid y Zineb, aparte de compartir Madrid como ciudad de residencia y la nacionalidad marroquí, también administran su tiempo del mismo modo, en la formación para poder reciclarse laboralmente. “Durante estos dos años de paro he estado ampliando mi formación, en informática, hice un Máster en Relaciones Intercomunitarias y un Curso en Codesarrollo y Migraciones en la Universidad Autónoma de Madrid”, declara Hamid; y añade “mi verano consistirá en buscar exhaustivamente trabajo, con prioridad en materia de migraciones, y si no me planteo la idea de agarrarme a lo que sea”. Mientras que Zineb está apuntada a clases de español y otras de informática.
Las ganas por tener una vacaciones las han sustituido por otras, encontrar trabajo en el caso de Hamid Gambou; y ahorrar y planear una visita en fin de año a Fez para Zineb Benayad. Las miradas están puestas con mucha esperanza en el verano de 2014 a pesar de que los augurios vaticinan un año arduo.