Aumentan las exportaciones de material antidisturbios

Dunia Benjadra :

Las exportaciones de material de defensa disminuyeron casi un 20 por ciento en 2012, explicó el secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García Legaz, ante la Comisión de Defensa del Congreso.

España exportó el pasado año un 19,6 por ciento menos de material de defensa que en 2011, lo que supuso un valor de 1.953 millones de euros. Estos son algunos de los datos presentados ayer en el Congreso de los Diputados por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
El principal mercado para la exportación española fueron los países de la Unión Europea (UE), quienes representaron un 38 por ciento del total, lo que se traduce en más de 746 millones de euros, unos 150 más que en 2011. Aún así, el peso en porcentaje de las ventas a la UE ha sido menor que otros años. En cambio, se han incrementado a otros mercados como Australia y Venezuela.
Los principales destinos europeos de estas exportaciones fueron Reino Unido, Grecia, Alemania, Italia, Polonia y Francia, quienes compraron principalmente piezas para el caza de combate EF-2000 y el avión de transporte militar A400M.
Otro de los itinerarios predilectos de las exportaciones de defensa españolas fueron los países de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), con una relevancia primordial de Estados Unidos -quien adquirió materiales por valor de 91 millones de euros- y Turquía, que gastó más de 31 millones de euros en materiales nacionales.
En cuanto a las ventas a países no adscritos a la UE ni la OTAN (1.078 millones de euros, lo que supone un 55 por ciento), se distribuyeron entre 42 países, entre los que sobresale Australia, que desembolsó 505 millones de euros; la mayoría en la adquisición de un buque de fabricación nacional. Y Venezuela, que consumió 182 millones de euros entre un patrullero y material para otras embarcaciones de vigilancia.
Por tipos de productos, destaca la venta de aeronaves, que supuso unos ingresos de 763 millones de euros -un 39 por ciento del total- y de buques de guerra, de cuyas exportaciones se obtuvieron unos 688 millones de euros.
Por otra parte, en 2012 se denegaron siete operaciones de exportación de material de defensa debido a la ley de la UE de control de las exportaciones militares. Los países a los que se rechazó alguna exportación fueron Libia, Bahréin y Costa Rica, por su situación interna o por riesgo de desvío.
En cuanto a la venta de material policial y de seguridad, el pasado año creció significativamente hasta alcanzar los 3,5 millones de euros. Los destinos fueron Perú (quién compró 1,9 millones de euros de estos materiales), Túnez (1,1 millones), Venezuela (0,4 millones) y Brasil (40.500 euros).
Las operaciones de exportación a Irán (31 millones) fueron analizadas caso por caso, teniendo en cuenta las sanciones y embargos de Naciones Unidas y la Unión Europea y por ello se le denegaron dos licencias para repuestos de válvulas en acero al carbono y tarjetas destinadas a la reparación de una máquina de electroerosión, debido al riesgo existente de un uso en proliferación nuclear. También hubo denegaciones a Líbano, Pakistán, Togo y China.