La ONU solicita más ayuda para Siria

Dunia Benjadra :

La financiación sería un instrumento de estabilidad para la región y evitaría que el conflicto se quedara en un asunto regional, según ACNUR.

Cuatro mil millones de dólares más es la cantidad que ha pedido la Organización de Naciones Unidas (ONU) a la comunidad internacional para proveer de las necesidades básicas a la población siria que sufre la guerra civil, tanto dentro como fuera del país. Esta es la petición que ha hecho hoy oficial ante la prensa el alto comisario de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.

La ONU y sus agencias han elevado hasta los 5.200 millones de dólares el presupuesto para la ayuda humanitaria, que necesitarán más de diez millones de sirios hasta final de año. Este aumento se debe al empeoramiento de la guerra, al que hace seis meses se preveía hacer frente con una cuarta parte del dinero que se estima ahora preciso.

Además de la ONU, Jordania y Líbano, los países que acogen a la mayoría de refugiados sirios, han solicitado más de 800 millones de dólares a la comunidad donante para continuar auxiliando a los que escapan del conflicto.

Según los cálculos de ACNUR existen actualmente 1,6 millones de desplazados en los países en torno a Siria y huyen unos 200.000 más cada mes. “Calculamos que podemos llegar a 3,5 millones a final de año. Y eso no será posible sin la generosidad de Líbano, Jordania, Turquía, Iraq y Egipto”, ha manifestado el Guterres, representante de la agencia.
Guterres ha recalcado que la financiación sería un instrumento de estabilidad para la región y un impedimento para que el conflicto no se convierta en un asunto regional mucho más dramático. “No es sólo una cuestión de generosidad, para la comunidad internacional, es sobre todo una cuestión de interés propio. Hay un riesgo de explosión en Oriente Medio para el que la comunidad internacional no está preparada”, ha avisado después de finalizar la reunión de donantes en declaraciones recogidas por Efe.

Por su parte, la coordinadora de la ONU para Ayuda Humanitaria, Valerie Amos, ha recordado la envergadura de la tragedia humana que supone esta guerra. Más de 80.000 personas han sido asesinadas y esa cifra crece cada día. Personas comunes, mujeres y niños están sufriendo las consecuencias de esa crisis”, ha señalado Amos, quien ha remarcado que únicamente una solución política puede poner fin al conflicto sirio.