España potencia la presencia en empresas de mujeres directivas

Dunia Benjadra :

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, pone en marcha comités para supervisar que las mujeres también ocupen puestos de trabajo en las altas esferas empresariales.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado la creación de comités de seguimiento constituidos por representantes de Administración y empresas para supervisar la presencia de mujeres en la dirección de empresas. España tiene el objetivo de posicionarse al nivel del resto de países europeos para alcanzar la Estrategia Económica Europa 2020, y para ello, el papel de la empresaria es fundamental.
“La presencia equilibrada de mujeres en las principales empresas del país, y en todas en general, es una meta a la que se dirige la propia sociedad. En estos momentos un 59 por ciento de las licenciaturas universitarias son de mujeres”, ha dicho Ana Mato, en un desayuno, a los representantes de las 28 empresas que constituyen el IBEX35. Desde 2009, tan sólo ha crecido un 0,7 por ciento el número de directivas españolas. “La tasa de mujeres en los órganos de mayor responsabilidad de la empresa se mantiene, por tanto, en el 12 por ciento, cuatro puntos por debajo de la media europea si se tiene como referencia el indicador bursátil de cada uno de los países del entorno”, explica el Gobierno en una nota de prensa.
Ana Mato ha explicado a las empresas, con quien volverá a reunirse en septiembre para fijar objetivos numéricos, que el seguimiento de los comités que controlarán la presencia de mujeres en la dirección de las grandes compañías españolas se hará a través de los informes bienales que efectúen las empresas. Asimismo, el Gobierno formará un Consejo de Liderazgo y Diversidad, cuyo objetivo será fomentar la contratación de mujeres. “Los países con índices más elevados de diversidad son los países que han logrado cuotas mayores de bienestar económico y cohesión social”, explicó Mato a los empresarios.
Para lograr un resultado más efectivo, el Gobierno ha establecido una serie de convenios con las empresas, unos convenios de cuatro años de duración. A través de dichos acuerdos, las empresas se comprometerán a “contar con presencia equilibrada de hombres y mujeres en procesos de selección y promoción de personal, diseñar planes para promover el equilibrio en la promoción profesional, establecer medidas de flexibilización del tiempo de trabajo que faciliten la conciliación. En todos los procesos de promoción, sin menoscabo de los principios de mérito y capacidad, inclinar la balanza a favor del candidato/a del sexo menos representado, siempre que su valoración profesional sea similar. Así como, presentar un informe a los dos años de la entrada en vigor del acuerdo en el que se analicen las actuaciones llevadas a cabo”, destaca el Ejecutivo.