Acnur registra cada semana en Egipto a dos mil refugiados de la crisis siria

Dunia Benjadra :

El programa Mundial de Alimentos (PMA) asiste en Egipto a unos 7.000 refugiados sirios, según informó la propia portavoz de este organismo en Ginebra, Elisabeth Byrs.

Ya son cerca de cien mil los refugiados sirios que han llegado hasta las orillas del Nilo huyendo de la guerra civil en su país. Hasta ahora lo hacían clandestina y desorganizadamente, pero la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ya está accediendo a ellos, según informa la propia organización.
En la mayoría de casos son voluntarios sirios, que ya estaban establecidos en Egipto, los que se han encargado de sus compatriotas en colaboración con Acnur. La agencia les ofrece, entre otras cosas, cursos de formación. “Trabajando aquí hacemos algo útil y nos sentimos parte del proceso de ayudar a nuestra propia gente”, dice Yehia Omar, uno de los voluntarios del centro.
“Vinimos a Egipto no solo porque podíamos entrar legalmente, sino también porque oímos que era mucho más barato que otros lugares”. Es el testimonio de Fadl, de 42 años y cocinero de profesión, con dos hijos adolescentes discapacitados.
Fadl y muchos otros emigrados han tardado en contactar con Acnur porque “no sabíamos a quién acudir” y desconocían que podían registrarse como refugiados y así recibir ayuda específica, además de la que, como señala el propio Fadl, han obtenido de forma desinteresada por muchos egipcios.
“El registro es una de nuestras mayores prioridades porque les garantiza acceso a los servicios básicos y a la protección en Egipto pero ha sido recientemente cuando los sirios han empezado a registrarse”, remarca Mohamed Dayri, representante de Acnur en Egipto. Dayri reconoce que ha sido difícil llegar hasta los refugiados porque están diseminados por el país.
Para hacerse eco, Acnur está usando a los que se van registrando. “Estamos pensando en formas de utilizar Internet y las redes sociales para informar sobre nuestros programas y sus derechos”, explica Dayri. Además, la agencia ha enviado equipos de registro a Alejandría, Damietta y la ciudad de Seis de Octubre.
Gracias a todas estas iniciativas, desde marzo de este año, Acnur ha inscrito a unos dos mil refugiados por semana hasta contabilizar más de 75 000. Una vez registrado, el refugiado es informado sobre sus derechos entre los que destacan el acceso a sanidad y educación, por orden de necesidad.
La guerra civil en Siria ha provocado ya la huída de más de 1,6 millones de refugiados, según Acnur. La mayoría han buscado cobijo en países vecinos como Irak, Jordania, Líbano y Turquía, pero cada vez más son los que se dirigen a Egipto por la saturación del resto de centros de refugiados.