España segunda en Europa en emigración

Ouissal el Hajoui :

España es el segundo país de la Unión Europea, después de Grecia, en número de ciudadanos que salen al extranjero para trabajar.

Sólo Grecia supera a España en número de nacionales que deciden salir fuera. La crisis le ha cerrado todas las puertas a los españoles en casa, y no hay más salida que la de ganarse la vida en el extranjero. Desde 2007, se ha duplicado el número de españoles que abandonan España. Según un estudio sobre migraciones internacionales publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en 2010 han sido 37.000 españoles los que han decidido salir fuera, en 2011, 57.000, y entre enero y septiembre de 2012, 55.000.
Y mientras la emigración crece en Grecia, España, Irlanda e Islandia, el número de inmigrantes llegados a Alemania, Gran Bretaña, Holanda y Bélgica ha aumentado considerablemente. Según la OCDE, Alemania registró un aumento del 73 por ciento de inmigrantes griegos entre 2011 y 2012, cerca del 50 por ciento de españoles y portugueses y del 35 por ciento de italianos. En Portugal, tal y como explica la organización, la emigración ha aumentado sólo un 25 por ciento, mientras que en Italia, el flujo de emigrantes ha sido de un 42 por ciento.

Marruecos, otra alternativa para parados españoles
“Antes los españoles llegaban a Marruecos con aire de conquistadores. Estaban convencidos de que podían comprar Marruecos. Y ahora llegan aquí para pedir ayuda y aceptar trabajos por el mismo salario que el de los marroquíes”, declara un arquitecto español en Tánger para France 2. La cadena francesa se ha hecho eco, en un reportaje, de la complicada situación por la que están pasando muchos españoles, y cómo muchos han encontrado en Marruecos la solución a sus problemas.
“Antes venía a Marruecos de vacaciones, ahora estoy aquí para sacar a mi familia adelante”, decía en el reportaje un gallego, quien encontró trabajo como obrero de la construcción en Marruecos. Con él vino otro compañero, marroquí, que durante años encontró en España una fuente inagotable de trabajo en el sector del ladrillo. France 2 explica que si hace unos años los inmigrantes españoles en Marruecos eran profesores, diplomáticos o periodistas. Ahora el perfil más abundante es el de obreros, electricistas o carpinteros. E incluso, se hace alusión en el reportaje de españoles que trabajan en Marruecos de forma ilegal.