La directora de la OMS equipara la violencia contra la mujer a una epidemia global

Clara García :

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó un informe en Ginebra sobre la violencia contra la mujer dentro y fuera de la pareja.

“La violencia física o sexual es un problema de salud pública que afecta a más de un tercio de todas las mujeres a nivel mundial”, según un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica.

El estudio, presentado hoy en Ginebra, revela que la violencia de pareja es el tipo más común de violencia contra la mujer, ya que afecta al 30% de las mujeres en todo el mundo. También detalla el impacto de la violencia sobre la salud física y mental de mujeres y niñas. Este impacto puede ir desde huesos rotos hasta complicaciones vinculadas a embarazos, problemas mentales y un deterioro en el funcionamiento social.

En cuanto a la violencia de pareja, las regiones más afectadas fueron: Asia Sudoriental -con 37,7 por ciento de prevalencia-, Mediterráneo Oriental -37 por ciento de prevalencia- y África -36,6 por ciento de prevalencia-.

“Estos hallazgos envían un mensaje poderoso: que la violencia contra las mujeres es un problema de salud mundial de proporciones epidémicas”, señaló la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS. “También vemos que los sistemas de salud del mundo pueden y deben hacer más por las mujeres que sufren violencia”, afirmó.

Por su parte el profesor Charlotte Watts, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que “estos nuevos datos demuestran que la violencia contra las mujeres es extremadamente frecuente. Necesitamos invertir de manera urgente en la prevención para hacer frente a las causas subyacentes de este problema mundial de la salud de la mujer”.

Para la combinación entre violencia sexual ejercida por la pareja y por alguien fuera de la pareja o ambas entre todas las mujeres de 15 años o más, destaca África (45,6 por ciento), Asia Sudoriental (40,2 por ciento) y Américas (36,1%). Europa registra un 27,2 por ciento.

La OMS considera necesario que todos los sectores se comprometan en eliminar la tolerancia de la violencia contra las mujeres y en dar mejor apoyo a las mujeres que la padecen. El informe aboga por incrementar los esfuerzos globales para prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres, con un abordaje de los factores sociales y culturales que están detrás de esa violencia.

Junto al documento, se han presentado unas guías de práctica clínica con el objetivo “de ayudar a los países a mejorar la capacidad de su sector de la salud en responder a la violencia contra las mujeres”, según señala un comunicado de prensa de la propia organización. Estas guías subrayan la importancia de la formación del personal de salud en todos los niveles para que puedan reconocer cuando las mujeres están en riesgo de violencia en la pareja y para puedan saber cómo brindar una respuesta adecuada.

En marzo de 2013, en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Nueva York, la doctora Chan se unió al Secretario General y a los jefes de otras agencias de la ONU en un llamado a dar tolerancia cero a la violencia contra las mujeres. A pesar de los esfuerzos de diferentes sectores e instituciones, cerca del 35% de todas las mujeres experimentarán hechos de violencia ya sea en la pareja o fuera de ella en algún momento de sus vidas.