El Sáhara, condición que pone Argelia para normalizar relaciones con Marruecos

Ahmed Chabi :

El ministerio de Asuntos Exteriores marroquí emitió un comunicado rechazando las condiciones argelinas para la normalización de las relaciones bilaterales entre ambos países.

“Acabar con la campaña de denigración llevada a cabo por círculos marroquíes oficiales y no oficiales contra Argelia, la cooperación de Marruecos para parar los flujos de tráfico, particularmente de drogas, y, ante todo, solucionar el problema del Sáhara”, estas son las condiciones que Argelia ha puesto a Marruecos para retomar las relaciones bilaterales. Unas declaraciones que Marruecos tacha de infundada, incomprensibles y muy graves.
A través de un comunicado del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Reino rechaza estas condiciones y denuncia “las declaraciones de fuentes oficiales argelinas, que combinaron la normalización de las relaciones bilaterales y la reapertura de las fronteras terrestres entre ambos países con varias condiciones, tanto infundadas como incomprensibles”. Y aunque las dos primeras condiciones no son nada entendibles para Marruecos, poner al Sáhara como condición no sólo no ha gustado en el Reino, sino que se ha tachado de muy grave.
Argelia ha aprovechado la iniciativa de Marruecos de acercar posiciones en las negociaciones bilaterales a través de la reapertura de las fronteras entre los países vecinos, para imponer lo que, precisamente, ha marcado las distancias y ha enemistado a ambos países. “El principio mismo de introducir una condicionalidad unilateral en la normalización de las relaciones bilaterales es una práctica de otro tiempo y denota una cultura política de una era pasada, en total desfase con las exigencias y las perspectivas del siglo XXI”, destaca Exteriores en el comunicado.