Gambia limita, aún más, la libertad de expresión

Ouissal el Hajoui :

Nana Gray-Johnson, ministro de Comunicación e Información de Gambia, aprueba la nueva ley de libertad de información con penas desde multas de más 60.000 euros hasta 15 años de prisión.

Ya está aprobada la nueva ley de libertad de información en Gambia. Los periodistas, escritores y, especialmente los internautas, deben tener más cuidado que nunca. Hasta quince años de prisión o una multa de tres dalasis de Gambia, unos 64.000 euros, son las penas a las que se enfrentan los informadores que “difundan noticias falsas contra el Gobierno o sus funcionarios”.
En el puesto número 152 de 179 países que conforman la clasificación de libertad de prensa en el mundo, con la reforma de esta ley, creada en 2009, el ministro de Comunicación e Información, Nana Grey-Johnson, pretende “desarrollar un medio de disuasión contra los involucrados en campañas traicioneras contra Gambia dentro y fuera del país”.
La asociación Reporteros Sin Fronteras, preocupada por la nueva enmienda, ha recordado que el presidente de Gambia, Yahya Jammeh, es uno de los mayores depredadores de la libertad de prensa en el ámbito mundial. “Las enmiendas a la ley de la libertad de información adoptadas por el Parlamento se ajustan a las leyes más duras del continente africano. A través de ellas, el Estado ataca directamente a la libertad de expresión”, ha declarado la organización en su página web. A la vez que hace un llamamiento a la retirada de esta enmienda y una completa reforma de la ley. “Una ley que está siendo amordazada poniendo como excusa la seguridad del Estado”, ha añadido Reporteros Sin Fronteras.