España y Marruecos se dan cita esta tarde en Rabat

Ouissal El Hajoui :

Juan Carlos I y Mohamed VI, los reyes de España y Marruecos, se saludan durante un encuentro anterior.

Ondean banderas españolas y marroquíes, un fuerte cordón policial se palpa en las calles, desde hace días este es el tema principal en los medios de comunicación, todo listo para recibir a un importante invitado, a un amigo, Juan Carlos, rey de España, aterriza esta tarde a las 17.30 horas en el aeropuerto de Rabat-Salé, capital marroquí. Le espera pie de avión Mohamed VI, rey de Marruecos, para llevarlo hasta el Palacio de Huéspedes, donde se alojará, y después tomar juntos una cena de bienvenida, una cena especial en pleno mes de ramadán, en el Palacio Dar Essalam.
Politica, educación, cultura, pero sobre todo economía, son los puntos que hoy unen a estos dos países vecinos, unos países con una posición geográfica estratégica, que hace de su amistad una alianza muy poderosa. “Hace mucho que España y Marruecos están trabajando para fortalecer sus relaciones bilaterales, y lo estamos consiguiendo. Nuestra relación va mucho más allá de la política”, declara a Correo Diplomático Youssef Amrani, Secretario General del Ministerio Asuntos Exteriores. Según Amrani, el hecho de “que su majestad el rey Juan Carlos venga a Marruecos con todos los ex ministros de Exteriores de la democracia española es una señal muy importante”. Amrani recordó la importancia de la Transición española en la democracia de hoy, “los marroquíes lo tenemos muy presente, y valoramos mucho el papel que ha jugado la Corona en el camino hacia la democracia”.
Ceuta, Melilla, y sobre todo, El Sáhara son algunos de los temas que han enfrentado, en más de una ocasión, a Marruecos y España. Pero en cada conflicto ambos países han salido airosos gracias, sobre todo, al rol que juegan ambos monarcas. Juan Carlos, gran amigo del padre de Mohamed VI, Hassan II, ha mantenido la amistad entre ambas casa reales tras la muerte de Hassan II, encontrando en Mohamed VI un importante punto de apoyo en los malos tiempos que corre España.
Juan Carlos ha decidido aceptar la invitación del monarca alauí y hacer su primer viaje, tras su operación, a Marruecos. Viene acompañado de un séquito de empresarios, respaldado por todos los ex ministros de Exteriores que ha tenido España -excepto Fernando Morán, por motivos de salud-, y de cinco ministros, de los más importantes, del actual ejecutivo. Pero también trae bajo el brazo muchas reclamaciones. Derechos humanos en el Sáhara, libertad de expresión, violencia machista y presos españoles en el Reino alauita son algunos de los temas que las ONGs han pedido al rey que trate con Marruecos durante su visita.

Universidad, clave en el acercamiento cultural
Españoles y marroquíes son dos pueblos vecinos y amigos, una relación que se ha visto enturbiada en múltiples ocasiones a causa de los estereotipos que unos tienen de otros. “A menudo estos estereotipos están totalmente infundados”, comenta Amrani, quien considera que en este aspecto, la cooperación universitaria está teniendo un papel primordial. “Los centros españoles en Marruecos albergan a 5.000 alumnos y los centros del Instituto Cervantes es, después de Brasil, el segundo más numeroso en cuanto a número de estudiantes, un total de 17.000”, ha explicado Alberto Navarro, embajador de España en Marruecos. Por este motivo, Víctor de la Concha, director del Instituto Cervantes, acompaña a Juan Carlos I en su visita a Marruecos.
Ambos monarcas quieren dejar patente los años de amistad y trabajo conjunto entre los dos países, y por ello, este miércoles, inaugurarán la exposición “25 años de cooperación hispano-marroquí” en la Biblioteca Nacional de Rabat. Una exposición que ha estado preparando durante dos años el Instituto Cervantes junto a la Consejería de Cultura de la Embajada de España en Rabat.

Marruecos escenario para internacionalizar la empresa española
Con más de 18.839 empresas españolas exportadoras a Marruecos, España ha conseguido desbancar a Francia del primer puesto, y se ha convertido en el primer socio económico de Marruecos. Según datos de la Embajada de España en Marruecos, en 2012, el 31,7 por ciento de las exportaciones marroquíes a la Unión Europea, se han destinado a España. Las buenas relaciones económicas, la cercanía y la estabilidad política han hecho de Marruecos el lugar idóneo para internacionalizar la empresa española. En la actualidad, según la embajada, unas 800 empresas españolas ya están operando en Marruecos. Y junto a ellas han ido llegando muchos españoles en busca de un trabajo para superar la crisis que sufren en España.
Para intercambiar experiencias, y marcar futuros objetivos, este martes, la delegación española, junto a empresarios marroquíes llevaran a cabo un encuentro empresarial en el hotel Sofitel de Rabat.