Benkirán se reúne con el rey de España en el peor momento de su Gobierno

Ouissal el Hajoui :

El presidente del Gobierno marroquí, Abdelillah Benkirán, durante un encuentro con el Rey de Marruecos, Mohamed VI.

Ayer cenaron en la misma mesa, junto al rey de Marruecos, Mohamed VI, su hermano, Moulay Rachid y su primo, Moulay Ismail. Y hoy en plena crisis de Gobierno, Abdelillah Benkirán no ha querido perderse la oportunidad de entrevistarse con Juan Carlos I, rey de España, el primer socio comercial, económico, cultural y social de Marruecos.
Junto a Juan Carlos han recibido a Benkirán, en el Palacio Real de Huéspedes, el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, el Secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, y el embajador de España en Marruecos, Alberto Navarro. Todos ellos han animado a Benkirán a proseguir con las reformas y a superar las dificultades. Juan Carlos alabó el papel democratizador que ha jugado Marruecos durante la Primavera Árabe. Y tal y como había dicho Youssef Amarani, Secretario General de Estado de Exteriores, Margallo vio en el Marruecos de hoy la España de 1975, un país introduciéndose en la democracia y en el que rey es el moderador más importante.
Abdelillah Benkirán, apenas hace un año y medio al frente del ejecutivo marroquí, ganó las históricas elecciones celebradas en noviembre de 2011 como consecuencia de la reforma constitucional llevada a cabo en el Reino alauita. Hace dos meses, el líder del Istiqlal, Hamid Chabat, anunció su salida del Gobierno. Y hace unos días se hizo efectiva su marcha, la de él y la de los ministros de su partido. El objetivo de Chabat no es otra que el de anticipar las elecciones que cree que perderá el líder del PJD. Sin embargo, según las últimas encuestas, Benkirán cuenta con el apoyo de la mayoría de los marroquíes.
Prácticamente al mismo tiempo que Benkirán ganaba las últimas elecciones, Mariano Rajoy se hacía con la jefatura del Gobierno español. En aquellos momentos resultaba complicado imaginarse que ambos gobiernos, el islamista marroquí y el derechista español, iban a poder llevarse bien, pero el tiempo demostró que ambas ideologías han sabido cooperar y dialogar por el bien de sus países. Durante este tiempo han sido pocos los temas que han enfrentado a ambos ejecutivos, quienes han decidió dejar de lado los repetitivos conflictos entorno a Ceuta, Melilla y el Sáhara, para concentrarse en las prósperas relaciones económicas y comerciales.
Después de la reunión con Benkirán, y antes del encuentro con los rectores universitarios, Juan Carlos ha recibido al presidente de la Cámara de Representantes, Karim Ghellab, y al presidente de la Cámara de Consejeros, Cheikh Biadillah.