Marruecos pretende acabar con el racismo con una nueva ley

Ouissal el Hajoui :

El Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) presentó la semana pasada un proyecto de ley en la Cámara de representares para sancionar las conductas racistas en Marruecos.

Los marroquíes son, probablemente, una de las nacionalidades que más sufre la discriminación racista fuera de sus fronteras. Sin embargo, paradójicamente, en casa los marroquíes son muy racistas, sobre todo, con los subsaharianos e incluso marroquíes de piel negra. Para acabar con este problema social, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) ha presentado, el pasado 15 de julio ante la Cámara de representantes, un proyecto de ley que pretende sancionar toda conducta racista.
El texto, aún en examen, precisa que la discriminación incluye toda diferenciación, preferencia, rechazo de personas en función de su proveniencia geográfica, nacional, social, o en función de su color de piel, sexo o situación familiar. “Los actos racistas contra los subsaharianos deben ser combatido. También queremos luchar por las expresiones racistas contra los marroquíes de piel negra. Marruecos es también un país africano”, declara Mehdi Bensaid, diputado del PAM.
En el proyecto de ley, en el que se incluye la igualdad de oportunidades y el derecho a utilizar nombres amazighs (bereberes) en Marruecos, contempla una pena de tres meses a dos años de prisión y/o una multa de 10.000 a 100.000 dirhams (900 a 9.000 euros) . El debate jurídico, y sobre todo, político, están a la orden del día, la inmigración subsahariana clandestina en Marruecos está haciendo que la xenofobia aumente cada vez más en el Reino. “Y debemos frenarlo antes de que se convierta en un serio y grave problema”, añade Bensaid.