Los independentistas se plantean formar Gobierno con Benkirán

Clara Garcia :

El presidente del Gobierno marroquí, Abdelillah Benkirán, prefiere como aliado a Salaheddine Mezouar, presidente de la Alianza Nacional de los independistas, y así seguir gobernando después de que el Istiqlal haya abandonado la coalición del Ejecutivo.

El pasado lunes Ahmed Chabat, presidente del partido del Istiqlal, hasta ahora aliado del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) en el Gobierno de Marruecos, dio el paso definitivo y le presentó al rey Mohamed VI, la dimisión de los seis ministros del Istiqlal. Mientras tanto, Abdelillah Benkirán, primer ministro marroquí, está en negociaciones con la Alianza Nacional Independista (RNI en sus siglas en francés), para crear una nueva alianza.
Benkirán ha dejado claro que prefiere como aliado a Salaheddine Mezouar, presidente de la Alianza Nacional de los independistas, quien ha convocado un consejo nacional para decidir, lo antes posible, la posibilidad de que el partido integre el Gobierno de Marruecos. Benkirán ha dejado claro a Mezouar su deseo de que el RNI forme parte del Ejecutivo junto al Partido de Justicia y Desarrollo (PJD), Movimiento Popular (MP) y el Partido de Progreso y Socialismo (PPS).
El objetivo de Chabat y de su partido era pasar a la oposición y celebrar unas elecciones anticipadas. Sin embargo, el pasado lunes, Mohamed VI aceptó la dimisión de los ministros del Istiqlal a condición de que permanezcan en sus puestos de trabajo hasta que el jefe de Gobierno busque nuevas alianzas gubernamentales. Queda, por tanto, descartada la idea de celebrar unas elecciones anticipadas. Unos comicios que tampoco piden los marroquíes, quienes, según la última encuesta realizada por el Instituto de Encuestas y Sondeos de opinión de Averty Market, la mayor parte de los mismos no están de acuerdo con el comportamiento de Chabat.
El partido del Istiqlal aprovechó la ausencia de Mohamed VI, quien se encontraba de vacaciones en París, para amenazar a Benkirán con abandonar el Gobierno si no cambiaba sus políticas. Mohamed VI pidió a Chabat que no hiciese nada hasta su vuelta a Rabat. Nada más llegar el monarca, Chabat le presentó los motivos por los que los seis ministros del Istiqlal querían abandonar el Gobierno y pasar a la oposición. Poco tiempo después, el Istiqlal anunció su salida del Ejecutivo, y el lunes todos los ministros presentaron sus dimisiones.