Los embajadores del África subsahariana se reúnen con el ministro de Exteriores español

Clara García :

José Manual García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores de España, compartió un desayuno de trabajo con los embajadores de los países de África subsahariana en Madrid para tratar temas conjuntos de esta zona geográfica.

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, invitó el martes a un desayuno a los embajadores en España de países del África subsahariana y así compartir con ellos los asuntos actuales que más preocupan en la región, según informa Moncloa.
En el almuerzo se abordaron los principales temas de actualidad en la región, como la situación en Mali y el Sahel, el Cuerno de África y la República Democrática del Congo y la participación de España en la solución de estas crisis.
En este sentido, el ministro defendió la importancia que tienen las operaciones de “mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria” para el continente, especialmente aquellas en las que está involucrado el actual Ejecutivo, como son la de Atalanta en el Cuerno de África o EUTM en Mali. En cualquier caso, García-Margallo aseguró que cualquier solución definitiva debía partir “de los propios africanos”.
En cuanto a las políticas bilaterales, el ministro expresó el compromiso de España con África subsahariana, demostrado en la amplia red diplomática, y alabó la mayor estabilidad y crecimiento de la región en los últimos años, lo cual la hace, en opinión del ministro, más interesante desde el punto de vista económico.
García-Margallo insistió en este punto, recordando que España ha aumentado su presencia y los intercambios comerciales con la región, contribuyendo en el desarrollo de sectores claves como infraestructuras, energía, sanidad, transporte o industria agroalimentaria.
Todo ello, señaló el ministro, se inscribe en una política global de España hacia la región en los últimos años que ha incluido la apertura de seis nuevas representaciones, el incremento de conexiones y la implementación de Casa África, una institución diplomática y cultural para promover la confianza y el conocimiento recíproco.
Por último, se examinó la situación de la cooperación al desarrollo, venida a menos por la escasez de presupuesto. A este respecto, el ministro señaló que los programas de ayudas se van a limitar a la política agrícola, las migraciones, las energías renovables y las infraestructuras.