Rajoy, con las víctimas en Santiago de Compostela

Clara García :

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha decretado tres días de luto nacionales tras visitar a los heridos y el lugar del accidente de tren ocurrido ayer en Santiago de Compostela.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido, en un mensaje oficial publicado hoy, sus condolencias y las del Gobierno a las familias de los fallecidos ayer en el descarrilamiento de un tren Alvia en las cercanías de Santiago de Compostela.
En el comunicado, el presidente también ha animado a los heridos en su recuperación. Rajoy ha asegurado que tanto el Gobierno central como la Xunta de Galicia están movilizando todos sus recursos para abordar esta grave emergencia y ha expresado su “voluntad más firme de apoyar a las familias de las víctimas y a los heridos, así como de esclarecer las causas del trágico accidente”.

España se viste de luto
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado tres días de luto oficial en toda España por el siniestro ferroviario en los alrededores de Santiago de Compostela. El anuncio se ha hecho en rueda de prensa, tras visitar el lugar de la tragedia y el hospital Clínico de Santiago, donde están ingresados la mayoría de los heridos. Rajoy ha expresado su pesar y el del Gobierno a los familiares de las víctimas y ha deseado la pronta recuperación de los heridos, a los cuales, ha asegurado, acompaña “la solidaridad de todos los españoles”.
Por otra parte, el presidente ha calificado de “admirable y ejemplar” el comportamiento que han tenido ante el accidente los funcionarios y empleados públicos de todos los sectores y ha agradecido la labor a los vecinos de Santiago, así como a voluntarios y donantes de sangre.
El jefe del Ejecutivo ha señalado asimismo que se han puesto en marcha dos investigaciones coordinadas, una judicial y otra del Ministerio de Fomento para, con “la mayor celeridad posible” conocer las causas del accidente. Rajoy ha puesto también como prioridad la identificación de los fallecidos.
Por último, el presidente ha dado las gracias por su “apoyo, afecto y cariño” a los mandatarios internacionales que han llamado al Gobierno así como a los medios de comunicación que han informado y mantienen informada a la sociedad española.