Los refugiados malienses podrán votar en las elecciones del domingo

Spread the love

Ouissal el Hajoui :

El Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados se encargará de transportar el material electoral y se hará responsable de que los comicios de los refugiados sean transparentes

El Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (HCR) ha convencido a las autoridades malienses y demás países vecinos para permitir a los refugiados de Mali votar en la primera ronda de las elecciones presidenciales que tendrá lugar este domingo. Desde que se inició el conflicto de Mali en enero de 2012, Burkina Faso, Mauritania y Níger acogen a más de 173.000 refugiados malienses.
“Nuestros rol es únicamente humano, y no político”, ha dicho Adrian Edwards, portavoz del HCR. La ONU ha realizado diversas encuestas desde el mes de junio, unas encuestas en las que queda patente que los refugiados están muy bien informados de la situación política de Mali, son partidarios de participar en las elecciones, y muchos consideran que la paz y estabilidad en Mali dependen de estas elecciones. “De estas elecciones depende que estos refugiados decidan regresar o no a sus casas”, explica Edward.
Los equipos de HCR presentes en Burkina Faso, Níger y Mauritania se han reunido con las comunidades de refugiados para explicarles el proceso electoral. El organismo de la ONU se encargará de transportar el material electoral y se hará responsable de que los comicios de los refugiados sean transparentes. “El transporte de documentación sensible como las cartas de los electores o las papeletas de voto, estarán bajo el servicio de las autoridades electorales malienses y los países de acogida”, añade HCR.
Burkina Faso acoge a 49.975 refugiados malienses, en Níger se encuentran 48.710, 74.907 en Mauritania y 1.500 refugiados están en Argelia. Sin embargo, la diferencia entre los datos oficiales y la realidad puede ser muy grande. Es por ello por lo que HCR pide a Mali que haga pública la lista de electores, “y acelerar la distribución de papeletas electorales en los países que acogen a los refugiados”.