Patrulleras marroquíes continúan rescatando a inmigrantes

Ouissal el Hajoui :

Los inmigrantes subsaharianos son trasladados a Uxda para ser deportados sin seguir el protocolo habitual, pasar por la comisaría para realizar un registro.

Desde el pasado viernes hasta esta mañana, la policía marroquí ha estado rescatando en aguas del Estrecho a inmigrantes subsaharianos. Una vez en tierra, los inmigrantes son trasladados hasta la frontera de Uxda, desde donde son deportados. No hay datos oficiales sobre el número de inmigrantes que han sido rescatados en los últimos cuatro días, sólo se sabe, que se trata de una numerosa ola.
“No tenemos números concretos porque las autoridades marroquíes no están siguiendo el protocolo habitual. Los inmigrantes están siendo trasladados directamente a la frontera sin pasar antes por comisaría para que haya un registro de los mismos”, cuenta a Correo Diplomático un miembro de la Asociación Caminando Fronteras. Desde la asociación están seguros de que esta conducta de la policía marroquí es por consecuencia de las alianzas y los acuerdos bilaterales con España. “Precisamente está sucediendo esto tras la visita del rey de España a Marruecos. España quiere depurar el norte de Marruecos y así quitarse de encima el problema de la inmigración”, añade.
Caminando Fronteras comenta que muchos de estos inmigrantes deportados son refugiados, “según el derecho internacional, los inmigrantes con status de refugiado no pueden ser deportados”. Asimismo, la asociación pone el grito en el cielo tras la negativa de las autoridades marroquíes a que los refugiados circulen en el norte de Marruecos. “Está claro que tras esta medida, que no tiene ningún sentido, está España. De esta forma se asegura de que en el norte de Marruecos no residan muchos inmigrantes que luego puedan cruzar el Estrecho”.
En Tánger, Tetuán y Nador no han cesado los rescates. Algunos inmigrantes han sido trasladados al centro Mohamed V de Berkán. “No sabemos cuánto tiempo van a estar ahí. Tampoco sabemos si es un centro social o policial”, critica Caminando Fronteras. Otros inmigrantes intentan huir, como es el caso de la refugiada que perdió a su bebé de siete meses por el camino. “El bebé fue encontrado en el bosque por otro inmigrante subsahariano. Ahora están ambos retenidos por la Gendarmería marroquí”, critican desde la asociación, quien exige que el bebé sea devuelto a la madre.