Cobrar por una factura en papel es un abuso

Dunia Benjadra :

El Instituto Nacional de Consumo asegura en un informe que cobrar por emitir un factura en papel es un práctica abusiva.
El Instituto Nacional de Consumo asegura en un informe que cobrar por emitir un factura en papel es un práctica abusiva.

El Instituto Nacional de Consumo (INC) publicó el jueves un informe, difundido por La Moncloa, en el que se afirma que el cobro por la impresión en papel de las facturas “constituye una práctica abusiva de conformidad con la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios”.
El informe, realizado por petición de la Agencia Catalana del Consumo, se centra en el caso concreto de empresas que cobran alrededor de un 1 euro por realizar el envío de la factura física a los consumidores. Dichas empresas asumen que al ofrecer la posibilidad de consultar la factura por medios electrónicos o telemáticos, su envío en papel es un servicio adicional.
Sin embargo, según el Real Decreto 1619/2012, citado por el INC en su informe sobre la regulación de las obligaciones de facturación, el destinatario debe manifestar expresamente su consentimiento para recibir la factura electrónica.
Además, el informe señala que la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios indica que “en aquellos casos en que legal o reglamentariamente el contrato deba de documentarse por escrito o en cualquier soporte de naturaleza duradera, el mismo debe tener carácter gratuito”.
Por tanto, al cumplir la factura emitida una función de acreditación, cumplimento o ejecución de los términos y obligaciones que se derivan del contrato, su emisión debe tener carácter gratuito.
El informe concluye que se trata de una cláusula abusiva porque es “una condición general incorporada a un contrato que no ha sido negociada individualmente en perjuicio del consumidor (…) por limitar los derechos reconocidos legalmente al consumidor”.