Detenido el pederasta español y despedido el responsable del indulto en Marruecos

Ouissal el Hajoui :

Daniel Galván declarará mañana ante la Audiencia Nacional en Madrid, mientras el Gobierno español recibe una delegación marroquí para coordinar los siguientes pasos a seguir
Daniel Galván declarará mañana ante la Audiencia Nacional en Madrid, mientras el Gobierno español recibe una delegación marroquí para coordinar los siguientes pasos a seguir

Daniel Galván ha sido detenido por la Policía nacional española esta tarde en Murcia. Ha bastado que Mohamed VI, rey de Marruecos, levantara el indulto que le había concedido hace unos días, para que los ministerios de Justicia marroquí y español se pusieran manos a la obra para detener al pederasta mayor condena Marruecos. Daniel Galván fue detenido por haber abusado y filmado a 11 menores de edad en la ciudad de Kenitra. Fue condenado a 30 años de cárcel. El pasado martes, con motivo de la fiesta del Trono, fue indultado. Un indulto erróneo que puso en pie a los marroquíes, que alarmó a la opinión internacional, y que acabó con un histórico hecho, la revocación de un indulto real.
Esta misma tarde se encontró al principal culpable. Las investigaciones que había prometido Mohamed VI, rey de Marruecos, han sido llevadas a cabo y ya han encontrado al primer responsable. Según informa Hiba Press, es el ex director de la Seguridad Nacional marroquí, y actual director de las cárceles marroquíes, Hafid Benhashem. Benhashem ha dejado pasar un error que ha dado lugar a la liberación de un pederasta condenado a 30 años de cárcel. El error en el caso de Daniel, ha sido haber presentado un expediente incompleto sobre los crímenes que había cometido.
El rey de Marruecos, Mohamed VI, no sabía que entre los 48 indultados se encontraba Daniel Galván, el pederasta que abusó de 11 menores. Así lo explicó en la nota de prensa que difundió el pasado sábado. Un comunicado muy esperado que llegó a las cabeceras y telediarios de todo el mundo. Mohamed VI no pudo dejar pasar el tema, y el domingo sorprendía con una nuevo comunicado, esta vez, para retirar el indulto que había concedido a Daniel Galván con motivo de la fiesta del Trono.
El viernes no fue una jornada fácil en Marruecos, el día anterior se supo de la liberación de un pederasta condenado a 30 años de cárcel, los comentarios en las redes sociales han sido más directos que nunca, los marroquíes enfurecieron, y es que la dignidad de sus hijos estaba en juego. Ciudadanos de Rabat, Marrakech, Tánger, Fez, Oujda, Taounante, El Jadida, Agadir, Nador y Kenitra, donde residía y estaba cumpliendo condena el detenido, han salido a la calle para protestar por un indulto injustificado. Pero se encontraron con una fuerte represión policial que se saldó con varios heridos, sobre todo, miembros de asociaciones pro derechos humanos.
El enfado se duplicó. “Nos encontrábamos protestando pacíficamente por los derechos de nuestros hijos, unos derechos por los que todo el mundo debería salir a la calle, cuando la policía empezó a pegar porrazos a diestro y siniestro”, cuenta a Correo Diplomático Najia Adib, presidenta de la Asociación Touch pas a mes enfants, “No toques a mis hijos”, que salió de la manifestación herida, tanto ella como su hija, que la acompañaba. “Hemos salido para reivindicar la conducta medieval de España y Marruecos. Un rey, le pide a otro rey que libere a un pederasta, y se hace sin más”, critica Youssef Raissouni, miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) y del movimiento 20F.
Las brutales palizas que la policía propagó a los manifestantes enseguida colapsaron las redes sociales. “La carne de niño en Marruecos, la más barata”, “Otras víctimas de Daniel”, “Ven a Marruecos nuestros hijos son gratuitos”, estos son algunos de los comentarios que acompañaban las fotografías de manifestantes ensangrentados por los porrazos de las fuerzas de seguridad ante el Parlamento. Una respuesta del Gobierno se hacía cada vez más necesaria, pero la primera que llegó fue la del propio Rey, que explicaba su desconocimiento de los hechos. Asimismo, el rey prometía a los marroquíes abrir una investigación para esclarecer el fallo, encontrar al culpable y hacerle pagar por el mismo.
“La explicación que dio Mohamed VI nos calmó bastante. Lo más importante es saber que nuestro rey no tenía nada que ver con los hechos, y lo segundo, y más importante, es encontrar al culpable de que el nombre de Daniel haya ido a parar a la lista”, explica Adib, quien reconoce que este error va a permitir que mucha gente tome más conciencia sobre los derechos del niño en Marruecos. Sin embargo, la calma no llegó a reinar en las calles marroquíes, hasta que Mohamed VI volvió a difundir otro comunicado, en el que, atendiendo a lo que pedían todos los manifestantes, retiraba el indulto a Daniel Galván.
“Es la primera vez que un rey retira un indulto. Pero está absolutamente fundamentado”, destaca Hamid Krayri, abogado de las 11 víctimas de Daniel. Según Krayri, quien no ha podido hablar con las víctimas desde que estalló la polémica, “el viernes el mundo entero se daba cuenta de que el Marruecos de hoy es el Marruecos de los derechos, el Marruecos de la libertad de expresión, y lo más importante, el Marruecos de las respuestas”. Por su parte, Najia, considera que tras el pronunciamiento de la Casa Real Marroquí, debería haber otro por parte de las autoridades de España, o de la Casa Real española.

No es la primera vez que se reduce el castigo a un pederasta en Marruecos
Según los cables de WikiLeaks referentes al tráfico de personas entre 2009 y 2010, y tal y como ha informado ayer la Cadena Ser, un pederasta francés fue liberado antes de que finalizara su condena. En 2004, Hervé La Gloannec fue detenido por disponer de 17.000 fotografías de niños y 140.000 vídeos de pornografía infantil. La Gloannec fue condenado a cuatro años de prisión, que posteriormente se redujeron a la mitad.
En 2006, el director de teatro francés Jack Henri Soumére fue arrestado por la policía mientras mantenía relaciones sexuales con un adolescente de 16 años. Fue condenado tan sólo por mantener una relación homosexual, y no por tener sexo con un menor. Pasó dos meses en la cárcel.
En ambos casos, los marroquíes no se alarmaron como lo han hecho con la liberación de Daniel. “En estos años ha habido muchos cambios. La gente le da más importancia a los derechos humanos, a los de los niños. Y en el contexto de la Primavera Árabe, nadie teme salir a la calle a decir lo que piensa”, comenta Krayri.