Más de un millón de parados en Marruecos

Dunia Benjadra :

El perfil del parado marroquí es joven, mujeres más que hombre y con buena formación. Y las principales causas del desempleo son los despidos o cierres de empresas.
El perfil del parado marroquí es joven, mujeres más que hombre y con buena formación. Y las principales causas del desempleo son los despidos o cierres de empresas.

La economía marroquí, que en un principio salió beneficiada de la crisis europea, ahora se está viendo arrastrada por los lastres de sus principales socios económicos. El empleo es uno de los sectores que se está viendo afectado. A lo largo del segundo trimestre de 2013, la tasa activa se ha situado en 11.900.000 personas, una cifra que se ha incrementado en un 2,1 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Lo que comparado con el volumen global de empleo, da lugar a más de 1.049.000 parados, una tasa del 8,8 por ciento, siete décimas por encima de la registrada durante el mismo periodo de 2012.
El perfil del parado marroquí es joven, mujeres más que hombres, bien formados, con necesidad de trabajar, y con dificultades para hacerse un hueco en el mercado. Uno de cada cuatro parados dispone de una titulación superior. Uno de cada dos es demandante de empleo. Y dos de cada tres llevan en paro más de un año. Según el alto Comisariado del Plan, las principales causas del desempleo son los despidos o cierres de empresas. Mientras que un 26,7 por ciento de los parados opina esto, el 20,9 por ciento considera que es difícil encontrar trabajo nada más acabar los estudios. Por su parte, un 16,5 por ciento de los mismos considera que su situación se debe a que han dejado los estudios sin obtener un título.
El paro afecta, sobre todo, a los jóvenes de entre 15 y 24 años. Un 18,4 por ciento de los parados corresponden a este grupo. Por su parte, los no diplomados han encontrado este año más oportunidades laborales, han pasado de una tasa de actividad de un 3,5 por ciento, el año pasado a un 4,3 por ciento este año. Desde el punto de vista geográfico, en las ciudades el paro se sitúa en 2013 en un 12,3 por ciento, frente al 13,8 por ciento del año pasado. Mientras que en el mundo rural, ha pasado de un 3,5 por ciento a un 3,2 por ciento.
Según los datos facilitados por el Alto Comisariado del Plan, sólo en el segundo trimestre de este año han sido creados 165.000 puestos de trabajo remunerados, de los cuales, la mayoría han sido ocupados por hombres. El mundo rural han sido creados 116.000 puestos, donde la mayoría han sido trabajos destinados a mujeres. Por su parte, los trabajos no remunerados han descendido en 21.000 puestos en el ámbito nacional.

Pesca y agricultura, los que más empleos crean
El sector primario continua siendo el más fuerte en Marruecos y, en consecuencia, el que más empleo crea. En el segundo trimestre de 2013, han sido creados 136.000 nuevos puestos de trabajo. Industria ha incrementado los puestos de trabajo en un 3 por ciento, un total de 37.000 nuevos puestos. Mientras que el sector servicios no ha creado más que 5.000 puestos de trabajo durante este periodo. El descenso experimentado en el sector servicios se debe a la pérdida de puestos de empleo en transportes y comunicaciones, banca, aseguradoras e inmobiliarias, los sectores más afectados por la crisis.