Los pequeños agricultores rechazan reunirse con un comité hispano-marroquí

Dounia Benjadra :

La UPA protesta por el incumplimiento del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos
La UPA protesta por el incumplimiento del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha informado que no asistirá al encuentro del Comité hispano-marroquí de frutas y hortalizas, que tendrá lugar en Casablanca los próximos 26 y 27 de septiembre, según publica hoy el periódico digital Almería 360.
La organización agraria estima que este foro no soluciona lo que considera incumplimientos del acuerdo comercial con Marruecos, que entró en vigor en diciembre de 2012. Además, la asociación acusa a la administración española por “no controlar debidamente” la entrada de productos desde el país vecino y no presionar para que el resto de países las controlen.
La UPA ya ha criticado anteriormente este acuerdo puesto que cree que “es abrir una puerta al mercado europeo de una dimensión incalculable” ya que a través de  Marruecos entran a la Unión Europea las producciones del resto del Mediterráneo.
Así pues, el último acuerdo suscrito estableció la apertura de un nuevo contingente para la fresa de 4600 toneladas en los meses de abril y mayo y aumentó de 233 000 a 285.000 toneladas el de tomate marroquí, con un régimen arancelario especial.  El mismo convenio permitió el incremento de los contingentes de calabacín, pepino y ajo y liberalizó prácticamente la exportación de otros muchos a la UE, con la práctica exención de los derechos de aduana.
La organización ataca tanto a Marruecos porque  “no cumple lo que firma” como a  España por patrocinar unas conversaciones “que no benefician ni a agricultores ni a consumidores españoles”. En este sentido, la UPA se remite a un informe de 2012 del Parlamento Europeo, según el cual, el 70 por ciento de los beneficios de este acuerdo se destinan a tres grandes empresas de capital franco-marroquí.
Además, la UPA se queja de que mientras las normativas europeas de alimentación son de las más estrictas del mundo, los agricultores marroquíes pueden exportar alimentos a la UE producidos con sustancias prohibidas en nuestro país.