Marruecos amanece hoy con la polémica subida de los precios de carburantes

Ahmed Chabi :

La subida del precio del barril de petróleo y la disminución de las subvenciones de la caja de compensación repercute en el bolsillo del consumidor
La subida del precio del barril de petróleo y la disminución de las subvenciones de la caja de compensación repercute en el bolsillo del consumidor

Los reajustes, al alza, de los precios de los carburantes anunciados por el gobierno de Marruecos el pasado mes de junio, han entrado en vigor esta misma mañana. A partir de hoym el precio del gasóleo 50 ppm se verá incrementado en 0,7 dhs, sin tasas, el litro, y la gasolina en cerca de 0.6 dhs, sin tasas, el litro. Una subida polémica, ya que va a repercutir directamente sobre el bolsillo del consumidor.

El pasado 30 de agosto, el ministro de Energía marroquí envió a los distribuidores de carburantes la nueva estructura de precios de productos petrolíferos desde el 1 al 15 de septiembre. En ese caso, tal y como informa el portal de información Lakome, las subvenciones de la caja de compensación del estado  se elevaba a 1,41 dhs el litro para el gasóleo y 3,28 dhs el litro para la gasolina. Sin embargo, a partir del 16 de septiembre estas subvenciones se verán disminuidas  para alinearse al nuevo umbral de precios establecido.

Solo el descenso de estas subvenciones supone un aumento directo sobre el bolsillo del consumidor de 0,68 dhs el litro en el gasóleo y 0,61 dhs el litro en la gasolina. A la disminución de subvenciones hay que añadir el aumento del precio del barril. Mientras que  en julio se situaba en los 105 dólares el barril,  en agosto asciende a los 115 dólares. Un aumento que notarán los consumidores a partir de la segunda quincena de septiembre.

Si hasta ahora, la subida del precio del petróleo daba lugar al incremento de las subvenciones del estado, y por tanto  a la estabilización del precio público de  los carburantes. Ahora, en el sistema de indexación de precios, la subida del precio del petróleo, supone un aumento del umbral de los precios públicos y una estabilización de las subvenciones de la caja de compensación. Entre enero y julio de 2013, el Reino ha elevado las subvenciones de carburantes a 7,3 mil millones de dirhams, según los datos de la misma caja. Y ello en un contexto de descenso de la demanda de estos productos.

Los consumidores lo tienen claro, el ascenso de los precios de productos derivados del petróleo se debe al conflicto de Siria, la amenaza en Egipto y la desestabilización en Libia. Sin embargo, una vez más, no entienden como el ejecutivo de Abdelillah Benkirán no hace nada por paliar el impacto sobre sus bolsillos.