MARRUECOS INICIA LA REGULALIZACIÓN DE INMIGRANTES

Dunia Benjadra :

El Ejecutivo crea cinco comisiones encargadas de establecer un mecanismo de legalización
El Ejecutivo crea cinco comisiones encargadas de establecer un mecanismo de legalización

El Gobierno marroquí ha emprendido la puesta en marcha de un marco legislativo para reglamentar la situación de los inmigrantes que están en el país sin un estatus legal, según anunciaron ayer, en un comunicado conjunto, los ministerios del Interior, Asuntos Exteriores, Justicia y Empleo.

El diseño de la nueva política de inmigración lo llevarán a cabo cinco comisiones que se han puesto en marcha una semana después de que el Consejo Nacional de Derechos Humanos presentase ante el rey Mohamed VI un informe con propuestas relacionadas con la migración.

“Se necesita proceder a la regularización de la situación de estas personas (los inmigrantes) en materia de residencia y las actividades que ejercen”, señaló el monarca alauita tras recibir el informe del Consejo, tras lo cual pidió la elaboración de una política “global” sobre la cuestión migratoria.

De las cinco comisiones, dos han sido creadas para establecer criterios y otorgar según cada caso un determinado estatus jurídico. Una de ellas se dedicará únicamente a examinar las 853 solicitudes de asilo propuestos por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Las entrevistas a los solicitantes comenzarán la semana próxima.

La otra comisión ad-hoc se encargará de fijar categorías para los extranjeros en situación administrativa irregular en Marruecos. Según el comunicado, se concederá prioridad a los casos de vulnerabilidad humanitaria y a aquellos que ejercen una actividad profesional regular.

El resto de comisiones interministeriales llevarán a cabo la reforma del marco jurídico e institucional para la inmigración, así como de acordar propuestas para presentar en los principales foros internacionales que tratan cuestiones migratorias, con especial énfasis, recalca la nota del Gobierno, en relanzar la cooperación regional.

Marruecos se ha convertido en los últimos años en destino de muchos ciudadanos, especialmente procedentes de África subsahariana. Algunos de ellos transitan por el país con el objetivo de dar el salto a Europa, pero cada vez más los hay que deciden establecerse en el reino alauita.

Tanto unos como otros se dedican mayoritariamente al comercio callejero, trabajos físicos y eventuales no regulados, así como unos pocos que mendigan. Además suelen vivir de alquileres no declarados, muchas veces hacinados. Su situación, en general, está marcada por la precariedad, el limbo legal y, por tanto, la merced a la arbitrariedad en su trato. Estos son, entre otros factores, lo que ha movido al Ejecutivo a mover los hilos para cambiar la situación actual.