Continúan las manifestaciones en apoyo de Ali Anouzla

Ahmed Chabi :

Ali Anouzla, director del periódico marroquí online Lakome, se encuentra en la prisión de Salé por la publicación de un vídeo relacionado con terrorismo.
Ali Anouzla, director del periódico marroquí online Lakome, se encuentra en la prisión de Salé por la publicación de un vídeo relacionado con terrorismo.

“En solidaridad con Ali Anouzla”, rezaba uno de los cárteles de la concentración frente al parlamento marroquí, en la capital del Reino, en la que se reunieron cientos de personas. En esta, a diferencia de las que tuvieron lugar con anterioridad, no se registraron incidentes, según informa la agencia AFP.

La manifestación de ayer es la tercera a favor del director de la versión árabe del diario digital Lakome, Ali Anouzla, que fue detenido el 17 de septiembre en Rabat por “distribuir un vídeo de Al-Qaeda en el Magreb Islámico [ AQMI ] que alentaba a cometer actos terroristas en Marruecos, según el acta del fiscal general del rey. Este video, titulado “Marruecos: el reino de la corrupción y el despotismo”, es el primero en el que esta organización criminal se dirige exclusivamente al país magrebí. En él, AQMI hace un llamamiento a la yihad y critica a la monarquía alauita.
Tras el traslado de Anouzla la semana pasada a una prisión de la ciudad de Salé, que alberga a presos implicados en casos de terrorismo, los cargos contra él se han concretado y elevado en “apoyo material, apología del terrorismo e incitación al terrorismo”, lo que ha desatado nuevas protestas. Rabat ha insistido también en que perseguirá judicialmente al diario español ‘El País’ por haber difundido el mismo vídeo, aunque hasta el momento ninguna denuncia ha sido confirmada.

Las asociaciones Reporteros sin Fronteras ( RSF ), Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW ) han denunciado la detención de Anouzla. Para RSF, el caso “muestra cómo las autoridades marroquíes mezclan periodismo e incitación de terrorismo”. “Ali Anouzla es un preso de conciencia, detenido únicamente por ejercer su profesión de periodista”, ha manifestado por su parte Amnistía Internacional, quien ha añadido que las acusaciones contra él están consignadas para castigarlo por “su línea editorial independiente”.
El director de Lakome se enfrenta a una pena de hasta veinte años de prisión en virtud de la Ley Antiterrorista aprobada en 2003 después de una ola de atentados en Casablanca.