El fenómeno de la inmigración une, más que nunca, a España y Marruecos

Ouissal el Hajoui :

Jesús Posada en la presentación del II Foro Interparlamentario Hispano-Marroquí, que acogió diversos debates sobre Economía, Migración y Movilidad
Jesús Posada en la presentación del II Foro Interparlamentario Hispano-Marroquí, que acogió diversos debates sobre Economía, Migración y Movilidad

Marruecos, puerta de África, y España, entrada de Europa, padecen el mismo problema, la imparable y numerosa inmigración clandestina proveniente de África subsahariana. Y ha sido este, precisamente, el tema protagonista en el II Foro parlamentario hispano-marroquí, que se celebró la semana pasada en Madrid. El rey de Marruecos Mohamed VI ya ha exigido a su Ejecutivo la regularización inmediata de toda la inmigración irregular en el Reino. Y España ha prometido a su socio y vecino toda la colaboración porque ese proceso sea más fácil.
Los inmigrantes subsaharianos que llegan a Marruecos, en la mayor parte de los casos, lo hacen para dirigirse a España. Muchas veces deciden quedarse en el Reino, pero otras muchas, deciden cruzar las fronteras, siempre de forma peligrosa saltando vallas o cruzando el estrecho en pequeñas embarcaciones. Y es precisamente esto lo que quiere evitar el Gobierno español. ¨Es necesario profundizar en la cooperación con Marruecos, ya que los inmigrantes se concentran en el norte de Marruecos y tratan de acceder a España de forma, a veces muy desesperada¨, ha explicado Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior.
A lo largo de las últimas semanas, en el norte de Marruecos, se han dado importantes redadas, algunas de ellas, y según las asociaciones que ahí trabajan, han sido muy violentas. Caminando Fronteras, advirtió de que las redadas en el norte de Marruecos eran más intensas que en otras partes ya que España así se lo habría solicitado al Reino. ¨Una forma fácil de acabar con la inmigración en España es controlándola en el norte de Marruecos. Y no solo es que se haya deportado a inmigrantes en situación irregular, también lo han hecho con inmigrantes regulares, e incluso demandantes de asilo¨, criticaba Caminando Fronteras en Correo Diplomático.
El Consejo Nacional de Derechos Humanos marroquí (CNDH) puso el grito en el cielo la semana pasada. En un informe evidenció la brutalidad con el que algunas autoridades llevaban a los inmigrantes hasta las fronteras. Un informe que aprobó el rey, y que el Gobierno ha tenido que aceptar y llevar, de inmediato, a la práctica. El presidente de la Cámara de Consejeros de Marruecos (Cámara Alta), Mohamed Cheij Biadilá, ha indicado, durante el foro, que para paliar este problema, la colaboración de España es imprescindible. A lo que Díaz Fernández ha contestado con una primera política, ¨el retorno voluntario de inmigrantes irregulares presentes en Marruecos¨.
La Organización Internacional de Migraciones (OIM) será la encargada de mediar en estos retornos voluntarios. “Esta iniciativa pretende aportar algo más que un simple retorno. Pretende ser una alternativa digna al facilitar que estas personas vuelvan a sus hogares con un proyecto de reintegración diseñado por la OIM. De esta forma podrán iniciar una nueva etapa en sus vidas”, ha destacado Fernández Díaz.