Reino Unido pone el ojo en Marruecos

Dunia Benjadra :

Nick Baird, director general de la Oficina de Comercio e Inversión del Reino Unido, visitó Marruecos, mantuvo reuniones y participó en conferencias
Nick Baird, director general de la Oficina de Comercio e Inversión del Reino Unido, visitó Marruecos, mantuvo reuniones y participó en conferencias

Reino Unido tiene la intención de desarrollar sus relaciones económicas con Marruecos. Al menos esta es la impresión que ha dejado Nick Baird, el director general de la Oficina de Comercio e Inversión del Reino Unido (UKTI, por sus siglas en inglés) tras su primera visita a Marruecos. “Es un país rico en oportunidades de negocios”, afirma el director la oficina de Inversiones británica.

Baird, quien mantuvo diversas reuniones y participó en alguna que otra conferencia en el país, confirmó el creciente interés por desarrollar las relaciones económicas entre ambos países. “Marruecos es ahora una prioridad para los británicos”, aseguró el representante comercial en declaraciones recogidas por el diario ‘Le Matin’.

“Las relaciones económicas entre Marruecos y el Reino Unido están en auge y se están haciendo esfuerzos de ambas partes para mejorar el comercio y aprovechar al máximo la estabilidad política y el buen desempeño económico del mercado marroquí”, señaló Baird.

En una mesa redonda, organizada por la Cámara de Comercio Británica en Marruecos, Baird concretó que las finanzas, la energía y la industria son los principales intereses de los británicos en el reino alauita. “Marruecos es un país rico en oportunidades de negocios que deben construirse mediante alianzas beneficiosas para ambas partes”.

En este sentido, el delegado señaló el interés de su país en el desarrollo de la ciudad financiera “Casa Finance City”, que se está preparando en Casablanca, así como la cooperación en el sector energético. Marruecos -señaló Baird- “tiene reservas de petróleo y gas por explotar”. De hecho, algunas empresas británicas ya están trabajando en operaciones de exploración y sus resultados deben concretarse “muy pronto”, según el director.

Otro objetivo británico es aumentar el intercambio bilateral de mercancías y superar los 13.000 millones de dírhams actuales. Estas cifras son, según Barid, inferiores a las ambiciones de ambos países. “Países tan grandes, importantes, poblados y geográficamente cercanos como el Reino Unido y Marruecos deben establecer un nivel de comercio e inversión mucho mayor”, señaló el representante comercial en otra conferencia.

El potencial comercial y su contraste con el bajo volumen de intercambios fue también el gran punto a mejorar que señaló el secretario general de Exportaciones marroquí, Larbi Bourbaa, quien señaló que aún así, tanto las exportaciones de Marruecos hacia el Reino Unido como las importaciones habían ascendido, situándose en más de 5.100 millones y 8.400 millones de dírhams, respectivamente durante el pasado año.