El informe Tannock critica la violencia en el Sáhara, pero aplaude la inversión de Marruecos en la región

Ahmed Chabi :

Charles Tannock, eurodiputado del Partido Conservador y Reformista europeo, es el autor del informe sobre el Sahel
Charles Tannock, eurodiputado del Partido Conservador y Reformista europeo, es el autor del informe sobre el Sahel

El Parlamento Europeo adoptó ayer, el informe Tannock sobre los derechos humanos en la región del Sahel. Entre las zonas analizadas se encuentra el Sáhara, una región en la que según el psiquiatra y eurodiputado británico Charles Tannock, las violaciones de los derechos humanos se han dado por ambas partas, tanto por Marruecos como por el Polisario, consecuencia del largo conflicto que acarrea el reino norteafricano con la organización independista. Sin embargo, Tannock destaca los malos tratos excesivos en los campos de Tinduf y felicita a Marruecos por el desarrollo del Sáhara durante los últimos años.
Marruecos no está ocupando ningún territorio, ésta ha sido una de las conclusiones de este informe que ya ha aprobado el Parlamento Europeo. “El informe subraya la necesidad de la búsqueda de una solución política negociada duradera y mutuamente aceptable al conflicto sobre el Sáhara”, destaca Abderrahim Atmoun, copresidente de la comisión parlamentaria Marruecos-UE. Y es que Tannock considera que, por el bien de los ciudadanos saharauis se debería encontrar una solución rápida a este largo conflicto.
Aunque crítico con la falta de libertad de expresión en la región, ¨Reitera las preocupaciones recogidas en el informe del ACNUDH de 2006 en relación con las restricciones a la libertad de expresión, reunión y asociación en el Sáhara Occidental¨. Tannock confía en la afirmación de Marruecos de que autoriza las sentadas y otras formas de protesta. Asimismo, el informe “acoge con satisfacción los importantes avances económicos y en infraestructuras realizados por el Gobierno marroquí en el Sáhara Occidental; sigue preocupado, no obstante, por el litigio en curso sobre la explotación de los recursos naturales del territorio, en particular las minas de fosfato, la pesca y las perforaciones exploratorias de petróleo¨.

Contrariamente a lo que está realizando Marruecos, en el informe se critica la degradación de las condiciones en la que viven los refugiados de los campos de Tinduf. ¨Manifiesta su profunda preocupación por la pobreza crónica y la inexistencia de servicios básicos y de viviendas adecuadas en los campos de refugiados en las cercanías de Tinduf, administrados por el Frente Polisario; reitera las recomendaciones del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Vivienda Adecuada en el sentido de que se destinen suficientes fondos internacionales a este fin; observa, a este respecto, que no existe una documentación clara que recoja el número exacto de habitantes de Tinduf, e insta a las autoridades a que lleven a cabo o favorezcan la realización de censos regulares o registros oficiales¨, critica el informe.

Bien distinta es la lectura que ha hecho el ministro saharaui delegado para Europa, Mohamed Sidati, que denunció las “maniobras” de Marruecos para bloquear la adopción por parte de una comisión del Parlamento Europeo del informe. El Frente Polisario que expresó su satisfacción por las recomendaciones contenidas en el informe, “un hecho que cabe destacar es lo relativo a la agresiva campaña en los últimos meses llevada a cabo por el lobby marroquí y sus secuaces al presionar insistentemente, incluso de forma flagrante”, dijo Sidati en declaraciones a la prensa argelina, recogidas por la agencia de noticias Sahara Press Service.

”Al principio, el lobby marroquí ha tratado de eliminar el tema de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, de cualquier debate en el Parlamento Europeo”, añadió.
 
Según Sidati, 
el lobby ha tratado de diluir la cuestión del Sáhara Occidental en el gran tema del Sahel, para confundir a los parlamentarios, y de esta manera reducir la dimensión de la cuestión saharaui, y por tanto ocultar la verdadera naturaleza del problema, que es una cuestión eminentemente de descolonización “, indicó el diplomático saharaui a los medios argelinos.